Arrianismo

Wednesday, February 16, 2011

El arrianismo fue una enseñanza o doctrina teológica cristiana surgida a principios del siglo IV e implementada por Arrio, un sacerdote de Alejandría, quien enseñaba que Jesus era un "ser divino" creado por Dios y por lo tanto inferior a él, por lo tanto antes de esa creación el Hijo no existía. Arrio creía que Cristo era una "creatura", es decir un "ser creado", por lo tanto no era Dios mismo. Este sacerdote y sus seguidores se basaban en los versículos de la Biblia como Juan 14:28 donde Jesus dice que el Padre es "más grande que yo"...

El arrianismo fue condenado como herejía inicialmente en el Primer Concilio de Nicea (325) y, tras varias alternativas en las que era sucesivamente admitido y rechazado, fue definitivamente declarado como herético en el Primer Concilio de Constantinopla. No obstante, se mantuvo como religión oficial de algunos de los reinos establecidos por los godos en Europa tras la caída del Imperio romano de Occidente. En el Reino Visigodo de Toledo pervivió hasta el III Concilio de Toledo (589), durante el reinado de Recaredo I. La disputa entre partidarios de la Trinidad, arrianos y los llamados "semiarrianos" iba a durar durante todo el siglo IV, llegando incluso a haber emperadores arrianos como el propio Constantino I el Grande quien fue bautizado en su lecho de muerte por el obispo arriano Eusebio de Nicomedia. Ulfilas, obispo y misionero, propagó el arrianismo entre los pueblos germánicos, particularmente los visigodos, vándalos, burgundios y ostrogodos.