Flavio Aecio

Friday, February 11, 2011

Flavio Aecio (396 – 454) fue un gran general romano del siglo V. Prestó servicios a Roma durante el período de decadencia e invasiones bárbaras. Derrotó a los hunos en la batalla de los Campos Cataláunicos en el 451. Luego, fue asesinado en forma directa y traicioneramente por el emperador Valentiniano III. Estoico y austero, Aecio poseía las virtudes de los antiguos romanos; debido a esto y por haber derrotado a Atila, se lo conocía como "el último romano".

Aecio nació en el año 396, en Durostorum, en la provincia romana de Mesia inferior, en la actual Bulgaria. Era hijo del magister equitum Flavio Gaudencio, de origen escita, y de la dama romana Auraelia. Su padre Gaudencio había logrado que Honorio pactara una alianza con los hunos para atacar a los bárbaros que amenazaban las fronteras romanas y como modo de sello de dicho pacto, se hizo un intercambio de rehenes. Esto permitió a Aecio vivir con los hunos durante 9 años, como a Atila vivir en Rávena durante dicho tiempo, aprendiendo las artes militares para la guerra de los hunos. Siendo adulto y de regreso al Imperio, Flavio Aecio sirvió como magister equitum (jefe de caballería) en la Galia durante la jefatura militar de Felix, hasta que en el 433 alcanzó él mismo la magistratura de magister militum (comandante). A partir de aquí, se convirtió en la persona más relevante del Imperio de Occidente. Protegió Italia y detuvo la expansión de los bárbaros: frenó a los visigodos en la Galia y arrinconó a los burgundios en Saboya. También derrotó a los godos en la Batalla de Mons Colubrarius en 438.

La campaña más notable de Aecio será la que dirigirá contra los hunos. Sintiéndose insultado su caudillo, Atila, por el emperador Valentiniano III ante el rechazo de la petición de mano de su hermana Honoria, se lanza a destruir Roma. Para ello convoca una gran confederación de tribus escitas, sármatas, gépidas, ostrogodas, que se unen a los hunos en su marcha. Pero Aecio dirigiendo magistralmente, a francos, alanos, visigodos, y las gloriosas legionas romanas logra una gran victoria en los Campos Cataláunicos en el año 451; es la última gran batalla del Imperio de Occidente.

Sin embargo, su popularidad le valdrá el recelo del emperador, quien, abrigando sospechas de una hipotética pretensión al trono, hizo que lo llamaran a palacio, y después de una intensa discusión, asesinó por sorpresa a Aecio atravesándolo con una espada. Al año siguiente, dos antiguos oficiales de Aecio asesinaron al emperador durante un desfile militar, seguramente a instancias del influyente y rico senador romano Petronio Máximo, que aspiraba al trono.