Primer Concilio de Nicea

Sunday, February 20, 2011

El Primer Concilio de Nicea fue una cumbre de Obispos Cristianos que tuvo lugar en Nicea, en la actual Turquía, en el año 325. Convocado por el emperador Constantino I, el Concilio de Nicea trató cuestiones teológicas como la relación entre Dios Padre y Jesús Hijo. La unidad de Padre e Hijo como un solo Dios había sido puesta en duda por Arrio, un prebíspero de Alejandría, quién fundó el arrianismo, una rama del Cristianismo profesada por los visigodos y el general romano de origen vándalo Estilicón.

Al Primer Concilio de Nicea asistieron alrededor de 300 obispos, de los cuales la mayoría eran del Imperio Romano de Oriente. El concilio fue presidido por el obispo Osio de Córdoba. También estuvo presente Arrio y algunos pocos defensores de sus posiciones teológicas. La posición contraria a Arrio fue defendida, entre otros, por Alejandro de Alejandría y su joven colaborador, Atanasio. Luego de dos meses de debate religioso, Constantino inclinó finalmente la balanza a favor de los que sostenían que Jesús y Dios Padre eran el mismo y único Dios. Finalmente, el emperador Teodosio estableció el credo del Concilio de Nicea como la norma para su dominio y convocó el Concilio de Constantinopla en 381 para aclarar la fórmula. Aquel concilio acordó colocar al Espíritu Santo en el mismo nivel de Dios y de Cristo y empezó a perfilarse la doctrina trinitaria.