Sajones (tribu germánica)

Friday, February 4, 2011

Los sajones constituían una confederación de tribus germánicas. Habitaron por mucho tiempo en el norte y noroeste de Alemania. Con la caida del Imperio Romano de Occidente, más de 200.000 sajones, junto con los anglos, los jutos y frisones, participaron del poblamiento de las islas británicas entre los siglos V y VI. Los sajones habían estado acosando las costas oriental y meridional de Britania durante siglos, lo que llevó a la construcción de una serie de fuertes costeros llamados litora Saxonica o costa sajona, y muchos sajones y otros puebles pudieron asentarse en estas zonas como granjeros mucho antes del fin del dominio romano en Britania.

Los sajones junto a otras tribus entraron por vez primera en Britania en masa como parte de un acuerdo para proteger a los britones de incursiones de los pictos, población autóctona sin influencia romana, los irlandeses y otros. Según fuentes como la Historia Brittonum, los primeros habrían sido dirigidos por dos hermanos, Hengist y Horsa, a quienes el rey británico Vortigern, hacia 450, permitió asentarse con su pueblo en la isla de Thanet a cambio de sus servicios como mercenarios para defender la isla de Gran Bretaña contra los pictos. Hengist manipuló a Vortigern para que le concediera más tierra y permitiera que llegasen más colonos, lo que abrió el camino al asentamiento germánico en la isla de Gran Bretaña.

Sin embargo, un gran mayor número de sajones permaneció en el continente, en Alemania septentrional, formando una nación pagana en el siglo VIII a pesar de los esfuerzos de los misioneros cristianos. Los sajones se resistieron a ser incorporados a la órbita del reino franco, pero fueron decisivamente conquistados por Carlomagno durante las sangrientas Guerras Sajonas (772 - 804). Con la derrota vino el bautismo forzoso: los jefes sajones, así como su gente, se convirtieron al cristianismo, probablemente para ganar la paz a la manera del más célebre de entre ellos, Widukind, durante mucho tiempo feroz opositor a la marea de cristianización sobrevenida en la órbita del reino de los francos. Su árbol sagrado, un símbolo de Irminsul, fue destruido.

Los sajones eran altos, rubios, cabello lacio en su mayoría, ojos azules o grises y tes blanca. Eran feroces guerreros y extremadamente audaces, pero también eran muy inteligentes y practicaban la ganadería y agricultura, siendo expertos en drenajes de tierras pantanosas para su uso en agricultura. Como las demás tribus germánicas, los sajones eran paganos y practicaban una religion politeísta y sus dioses pertenecían a la mitología germano-escandinava, siendo Odin, Thor, Friga y Freya sus dioses principales. Una vez al año, el consejo anual de tribus sajonas invocaban a los dioses y elejían por sorteo a los nuevos jefes de guerra.