Pages

Sunday, March 20, 2011

Armas Vikingas

Las armas vikingas eran las herramientas marciales de los normandos, siendo las mismas similares a las armas utilizadas por otras tribus germánicas en la Edad Media. Estaban compuestas de armas ofensivas y armas defensivas. Entre las armas ofensivas vikingas figuraban la lanza, espada y hacha. De esta tres la lanza era la más usada; la misma estaba compuesta de una punta y un mango. La punta de la lanza vikinga era de acero, de forma triangular y alargada, de unos 20 cm de longitud. Esta hoja de acero estaba fijada a un mango de unos 2 m de largo. Era utilizada como un arma arrojadiza o de estocada. La lanza era el arma común de los hombres libres, es decir de los agricultores sin estatus social.

El diseño de la espada vikinga también era similar a las espadas utilizada por demás pueblos germánicos. Blandida o esgrimida en combinación con un escudo, estaba formada por una hoja de acero recta, de doble filo, de entre 70 y 80 cm de longitud, y una empuñadura, cubierta de madera o hueso, con guarda corta. La espada vikinga era por lo tanto un arma de corte y estocada. Estaba hecha de varias capas de acero carbonado trabajada en fragua por un armero o herrero experto. Como requería de mucha cantidad de este metal, era costosa para fabricarla, por lo tanto era un arma de los jefes y guerros ricos.


En un comienzo las hachas eran herramienta de trabajo utilizadas para cortar madera o árboles. Sin embargo, debido a su peso y masa, era un exelente arma para el combate cuerpo a cuerpo por su capacidad de destrucción. Un guerrero vikingo bien diestro podía cercenar la cabeza a su oponente, romper un escudo de madera o atravesar una malla metálica de protección. El hacha vikinga estaba compuesta de una cabeza de hoja ancha y pesada, de unos 2 kg de peso, unida a un mango que medía entre 90 cm y 1 m de largo. El hacha danesa y noruega fue una de las armas que más calaron en la historia del mundo medieval por el terror que los pueblos nórdicos provocaron a los reinos europeos en sus históricas incursiones y saqueos. Esta arma, grande y poderosa, fue en manos de una tropa de infantería, como la de los pueblos del norte de Europa, un arma formidable.

Las armas defensivas vikingas incluían el escudo, el casco y la cota de malla metálica. El escudo era redondo y estaba hecho de madera, y en ocaciones reforzado con cuero endurecido o una hoja de bronce en la parte externa. El casco era de hierro, redondo, en forma de cúpula u ojival, con protectores nasales y/o laterales para la cara, pero no tenían cuernos como a menudo se cree.