Carlos Martel

Friday, March 4, 2011

Carlos Martel (688-741) fue mayordomo de palacio y jefe militar durante los reinados de los reyes de la dinastía merovingia del reino de Austrasia, gobernando de facto durante el interregno entre 737 y 741. Usó el título de Duque y Príncipe de los Francos. En el siglos VII, luego de la muerte del Dagoberto, el cargo de mayordomo de palacio comenzó a ser hereditario, privilegió que había recaído en la familia de los Heristal, duques de Austrasia. Los reyes de la dinastía merovingia se habían vuelto débiles y sin autoridad y el poder militar estaba en manos de los mayordomos.

Carlos Martel nació en Heristal, actual Bélgica, alrededor del año 688. Era hijo ilegítimo del mayordomo Pipino de Heristal y de su amante Alpaida. Cuando Pipino murió en el año 714, Carlos Martel fue encarcelado por Plectrudia, esposa de su padre. Cuando Pipino estaba en su lecho de muerte, su esposa le hizo que dejara como heredero a su nieto Teodoaldo, hijo de Grimoaldo, con el título de mayordomo. Pero como éste era un menor de solo ocho años, gobernaría su abuela Plectrudia. Pero diversas provincias del reino no aceptaban que una mujer las gobernara, y las revueltas empezaron a propagarse, primero en Neustria en 715, luego en Sajonia y Austrasia.

Sin embargo, Carlos Martel logró escapar de la prisión al año siguiente (715) y se puso al frente de las revueltas del reino de Austrasia. Primero venció a las fuerzas de Neustria en dos batallas: Amblève (716) y Vichy (717). Entonces se dirige a Colonia, donde reside Plectrudia con su hijo y nieto, quienes se ven forzados a reconocer la derrota y dejar el poder de Austrasia en manos de Carlos, quien se convierte en el nuevo mayordomo. Una vez que tiene el control de la situación, coloca en el trono al nuevo rey Clotario IV, destronando a Chilperico II, y repudia al obispo de Reims, Rigoberto, favorable a Plectrudia.

Para reunificar el reino franco deberá combatir de nuevo con Neustria hasta someterla definitivamente tras la derrota en la batalla de Soissons. Quiere, asimismo, reconquistar la frontera este del reino; de 720 a 738 conquista Austria y el sur de Alemania. De esta manera quedará restablecido el reino franco como lo estaba bajo el reinado de Pipino de Heristal. Tras la muerte de Clotario IV, se verá obligado a reponer en el trono a Chilperico II. Cuando éste fallece en 721, Carlos va a buscar, entonces, al monasterio de Chilles al hijo de Dagoberto III, Thierry IV, y le instala en el trono.

Carlos Martel derrota a los invasores musulmanes

La Península Ibérica había sido invadida por los islámicos asesinos y sus aliados los bereberes en el año 711. Éstos continuaron su avance hacia el norte cruzando los Pirineos. Invadieron el Languedoc y gran parte de la Borgoña actual e intentaron llegar al centro del territorio franco. La intervención del duque de Aquitania, Eudes, pudo detener en 721 el primer embate en la batalla de Toulouse y consiguió que los musulmanes se retiraran a la península temporariamente. En 732 los musulmanes reanudaron su ofensiva a través de la frontera, con el fin, entre otros, de tomar el santuario de San Martín de Tours.

Esta vez el duque Eudes no puede hacer frente él solo a esta acometida y solicita la ayuda de Martel. El 19 de octubre de 732 ambas ejércitos desplegaron sus fuerzas en Moussais, en el actual departamento de Vienne, entre Tours y Poitiers. Los bravos francos de Carlos Martel aplastaron a los ancestros de los terroristas del siglo XXI en la batalla de Poitiers. El jefe islámico, Abderramán murió en la batalla. Si no hubiera sido por esta intervención de Carlos Martel, Europa sería hoy musulmana y la democracia y el mundo libre no hubiera sido posible.

Carlos Martel murió varios años después en el año 741 en Quierzy. Fue enterrado en la Basílica de Saint-Denis. A su muerte, su poder es repartido entre sus dos hijos Carlomán y Pipino el Breve.