Guerras Sajonas

Thursday, March 10, 2011

Se conoce como Guerras Sajonas a las campañas militares llevadas a cabo por Carlomagno, rey de los francos, entre los años 772 y 804 en contra de las tribus sajonas ubicadas en la frontera este de su imperio. Se luchó en el noroeste de la actual Alemania y hubo un total de diez y ocho batallas. Conducidos por su jefe Widikind, los Sajones opusieron encarnizada y feroz resistencia al avance del ejército franco y a los intentos de cristianización. Las Guerras Sajonas comenzaron con la invasión del ejército de Carlomagno del territorio sajón en 772 y el sometimiento de los engrios, una de las numerosas tribus sajonas, destruyendo su símbolo sagrado el Irminsul. El principal propósito del rey franco era cristianizar a todas las tribus de Alemania.

La segunda campaña de las Guerras Sajonas transcurrió durante el año 775. Carlomagno cruzó Westfalia y conquistó Sigiburg y Engria, donde derrotó nuevamente a los sajones. Finalmente, logró una nueva victoria en Eastfalia, consiguiendo la conversión del líder sajón Hessi. Regresó nuevamente a través de Westfalia, dejando guarniciones en Sigiburg y Eresburg. En ese momento, toda Sajonia, excepto Nordalbingia, estaba bajo su control, aunque la paz no duraría. Carlomagno regresó por tercera vez a Sajonia en 776, derrotando nuevamente a los sajones, aunque Widikind huyó y se refugió entre los Daneses. Entretanto, Carlomagno levantó un nuevo campamento en Karlstadt. En 777 convocó una Dieta nacional en Padeborn para integrar definitivamente el territorio de Sajonia en el reino franco. Muchos sajones fueron bautizados.

En el año 779, Carlomagno regresó a Sajonia y conquistó Eastfalia, Engria y Westfalia. Una nueva dieta se reunió en Lippspringe y en ella se decidió la división del territorio sajón en distritos misioneros y condados francos. El propio emperador asistió a varios bautismos masivos en 780, tras lo que regresó a Italia sin que, sorprendentemente, hubiera rebeliones a su marcha. En los años 792 y 793 hubo dos rebeliones más encontra de Carlomagno. El último alzamiento de las Guerras Sajonas tuvo lugar en 804; fue iniciado por la más rebeldes de todas las tribus sajonas, los nordalbingios. Sin embargo, los francos pudieron nuevamente imponerse. Al final de este largo y sangriento conflicto religioso-militar, más de tres mil jefes de tribus fueron ejecutados y miles de sajones fueron desarraigados a través de deportaciones masivas de sus territorios a otras partes de Alemanias.