Pipino III el Breve

Monday, March 7, 2011

Pipino el Breve (715-768) fue el primer rey de los francos de la dinastía Carolingia, reinando entre los años 751 y 768. Pipino III nació alrededor del año 715 en Jupille, cerca de Lieja, Bélgica; fue el hijo menor de Carlos Martel y su esposa Rotrudis de Tréveris. Cuando su padre murió en el 741, heredó el título de mayordomo del palacio de Neustria, mientras que su hermano mayor, Carlomán, el de mayordomo de Austrasia. De esta manera los dos hermanos se repartieron el poder del reino de los francos, pero en el año 747, Carlomán se retira a la vida monástica y cede la mayoría de Austrasia a su hermano menor, con lo cual Pipino el Breve se convierte en el mayordomo de los dos palacios y jefe efectivo de todo el reino franco. Desde ese momento, comienza un duro enfrentamiento para deshacerse de Childerico III, el rey merovingio del que depende oficialmente.

Pipino envía en el 750 una delegación franca a entrevistarse con el Papa Zacarías, en solicitud de una autorización para poner fin al decadente reino merovingio y ocupar el trono de Childerico. Zacarías acepta y declara que "debe ser Rey el que ejerce la realidad del poder". El papa necesitaba que los francos tuvieran un rey con autoridad para combatir contra los lombardos, un pueblo de origen germánico que no practicaba el cristianismo y representaba una amenaza para la Iglesia. En noviembre de 751, Pipino depone a Childerico III y se hace coronar por San Bonifacio en el campo de mayo en Soissons, siendo proclamado por una asamblea de obispos, nobles y Leudes (grandes del reino). Esta elección se consigue sin derramamiento de sangre. Childerico III, tras ser depuesto, es tonsurado (pierde sus largos cabellos, signo del poder entre los francos) y termina sus días encerrado en el monasterio de San Bertin, cerca de Saint-Omer.

A la muerte de Pipino el Breve, en el año 768, heredaron el trono sus hijos Carlomagno y Carlomán I, quienes compartieron el poder hasta la muerte de éste último.