Batalla de Crecy

Thursday, April 21, 2011

La batalla de Crecy fue librada por el ejército inglés, comandado por el rey Eduardo III, y las fuerzas francesas, bajo el mando de Felipe VI, el 26 de agosto de 1346, cerca del pueblo francés de Crecy, durante la Guerra de los Cien Años. Crecy surge como consecuencia de la incapacidad de Eduardo III de Inglaterra de invadir Francia a través de Flandes. La intención del golpe que determinó la lucha en Crécy fue intentar la captura de París para poner fin a la guerra. El rey inglés había capturado cómodamente el ducado de Normandía y, tras una serie de escaramuzas, se decidió a enfrentar al ejército francés en la batalla de Crecy, cuyo resultado fue una decisiva victoria de las fuerzas inglesas.

El ejército inglés estaba compuesto de unos 14.000 hombres, incluidos 7.000 arqueros, comandados por Eduardo III, mientras que el gigantesco ejército francés estaba formado por la caballería, reforzada con agregados bohemios, mallorquines, navarros e italianos, sumando unos 40.000 hombres, con Felipe VI al mando. Eduardo resultó victorioso a causa del uso de unas tácticas y armamento superiores. Fue una batalla en donde se demostró la eficacia del arco inglés (longbow) usado en masa contra la caballería acorazada. Los caballeros franceses, provistos de armadura de placas, fueron reducidos por las flechas de punzón al cargar contra los ingleses, que se habían ubicado en una elevación para lograr una mejor trayectoria del fuego. El resultado fue que la elite de la nobleza francesa pereció en Crecy; alrededor de un tercio de la misma.