Los Capetos

Monday, April 4, 2011

Los Capetos fue una dinastía monárquica que reinó en Francia en la Edad Media. Se inició con Hugo Capeto en 987 y se extinguió con Carlos IV en el año 1328.

El Tratado de Verdún, firmado en agosto de 843, había dividido el Imperio Carolingio en tres reinos independientes. Uno de ellos era Francia, adjudicado a Carlos el Calvo, nieto de Carlomagno. La ineptitud de los sucesores de este monarca y el triunfo de los invasores normando en épocas de Carlos el Simple debilitaron la autoridad real y consolidaron el creciente poder de los señores feudales. El último monarca carolingio fue Luis V quien falleció sin dejar herederos. Entonces los señores feudales eligieron a Hugo Capeto, conde de Paris, rey de Francia, quien ciñó la corona en 987. A partir de esos momentos, la dinastía, que anteriormente era electiva, volvió a ser hereditaria y sus reyes reinaron sin interrupción hasta el año 1328. Aunque aparentemente dueño de todos los fuedos, el dominio real de Hugo Capeto no sobrepasó la zona de Paris y sus alrededores, llamados "isla de Francia". Los monarcas Capetos trataron de aumentar los dominios de la corona e imponer su autoridad a los señores feudales.

Entre aquellos podemos citar a Luis VII (1137-1180), que extendió las fronteras al casarse con Leonor, la heredera de Aquitania. Sin embargo, la corona perdió ese ducado cuando se produjo la separación de los cónyuges. La situación empeoró al contraer Leonor nuevo matrimonio con Enrique II Plantagenet, rey de Inglaterra, y que también dominaba en territorio francés los ducados de Anjou y Normandía. Esta rivalidad entre los Plantagenet, de Inglaterra, dueños de extensas posesiones en Francia, y los Capetos, que ambicionaban todo el territorio, originó en el año 1154 una guerra que duró más de un siglo y que es conocida como la Guerra de los Cien Años.