Tratado de Bretigny

Wednesday, April 27, 2011

El Tratado de Bretigny fue un acuerdo de paz firmado el 8 de mayo de 1360 por el rey Ricardo III de Inglaterra y el Delfin Carlos, hijo del rey Juan II El Bueno de Francia, durante la Guerra de los Cien Años. Con la firma del Tratado de Bretigny, Juan II, quien había caido prisionero de los Ingleses durante la batalla de Poitiers en 1356, recuperó la libertad luego de un largo cautiverio de cuatro años. A cambio de la libertad del monarca francés, su hijo Carlos debió pagar a Eduardo III la suma de tres millones de escudos de oro y ceder también al soberano inglés el territorio occidental de Francia, que incluía la Aquitania. A cambio de ello, el monarca inglés renunciaba a sus pretenciones al trono de Francia. El Tratado de Brétigny posibilitó que el sucesor de Juan El Bueno, su hijo Carlos V, se dedicase de lleno, ya con el reino en paz, a una intensa tarea de reconstrucción.