Enrique V de Inglaterra

Monday, May 2, 2011

Enrique V (1386-1422) fue rey de inglaterra entre los años 1413 y 1422. Desempeñó un papel importante en la Guerra de los Cien Años; desembarcó en Francia y derrotó a los franceses en 1415 en la batalla de Agincourt. Enrique V sucedió a su padre Enrique IV, siendo el segundo monarca de la casa de Lancaster.

Enrique V nació en el Castillo de Monmouth, en Monmouthshire, Inglaterra, el 16 de septiembre de 1386. Su padre era Enrique de Bolingbroke, quien más tarde sería Enrique IV. A la muerte de éste en 1413, Enrique subió al trono como Enrique V, y desde el comienzo de su reinado fue su objetivo principal reivindicar para Inglaterra las posesiones francesas que él consideraba como suyas: los ducados de Aquitania, Guyena, Gascuña y Normandía, lo que en aquella época significaba, más o menos, la totalidad del reino de Francia.

Enrique hizo formar una gran flota, modernizó el sistema de reclutamiento y agregó nuevas armas y piezas de artillería para su gran ejército: cruzó el Canal de la Mancha y en septiembre de 1415 puso sitio a la estratégica ciudad de Harfleur, situada en el estuario del Sena. Pese a haberla tomado, el sitio había causado tantas bajas a los ingleses que Enrique decide retirarse hasta Calais para regresar a Inglaterra. En el camino, él y su ejército fueron alcanzados por los franceses en Agincourt, donde consiguió una resonante victoria a pesar de haber sido superado numéricamente.

Como era un hábil estadista, Enrique V decide unirse a la dinastía real de los Valois por matrimonio, solicitando la mano de la joven princesa Catalina, la menor de las seis hijas del rey francés Carlos VI y la reina Isabel de Baviera. A finales de 1420 Enrique decide regresar a Inglaterra, llevándose con él a su esposa Catalina. De su matrimonio nacerá un único hijo: Enrique VI. Sucesor de su padre en los tronos de Inglaterra y Francia. Como la situación en Francia era convulsa e insegura, Enrique V decide regresar al país galo a principios de 1422, dejando a su esposa e hijo en Inglaterra.

Sin embargo, Enrique se enferma de disentería y murió en el bosque de Vincennes, el 31 de agosto de 1422, dieciséis días antes de cumplir los 35 años de edad. Su cuerpo fue trasladado a Inglaterra y enterrado en la abadía de Westminster.