Luis XI de Francia

Friday, May 13, 2011

Luis XI fue rey de Francia entre 1461 y 1483, sucediendo a Carlos VII. Asumió el trono de Francia luego de la Guerra de los Cien Años, la cual había acelerado la decadencia del feudalismo. Luis XI fue un soberano sagaz y muy hábil para los manejos diplomáticos. Frío, calculador y dotado de un buen talento político, Luis despreciaba las normas honorables de la caballería y no lo detenía ningun escrúpulo. Aplicó en su actuación política la siguiente frase: "donde hay provecho, hay gloria".

Luis XI subió al trono dispuesto a imponer la creciente autoridad de la realeza y a recuperar el prestigio de Francia en la política occidental. Su principal enemigo fue Carlos el Temerario, duque de Borgoña (1467-1477), quien además dominaba extensos territorios, poseía un aguerrido ejército y ambicionaba crear en Francia un Estado independiente.

Las desmedidas ambiciones de Carlos el Temerario inquietaron al Imperio Alemán y a los suizos. El astuto Luis XI fomentó hábilmente las intrigas que originaron una guerra. Los suizos derrotaron a Carlos, el duque de Borgoña, quien pereció ante los muros de Nancy. Desaparecido su rival, Luis XI logró la unificación francesa y el triunfo de la monarquía sobre los señores feudales, incorporando a la corona todos los territorios que dominaba Carlos el Temerario, además de otros feudos, exceptuando Bretaña.