Benito Mussolini (Biografía)

Monday, June 27, 2011

Benito Mussolini (1883-1945) fue un político italiano que llegó al poder en Italia en 1922 con el cargo de primer ministro. A partir de 1925 fue jefe de Estado con todos los poderes. Fue jefe y fundador del Partido Fascista Italiano. Murió ejecutado por fusilamiento luego de ser capturado por partisanos italianos el 28 de abril de 1945.

Benito Mussolini nació en Predappio, provincia de Forli, norte de Italia, el 29 de julio de 1883. Su padre fue un herrero. Como la tasa de desempleo era muy alta en su pueblo natal, Mussolini migra a Suiza donde militó en política como socialista. En 1904 retornó a Italia y trabajó como periodista en un diario socialista. Sin embargo, debido a que era partidario que Italia entrara en la Primera Guerra Mundial, rompió todo vínculo con el socialismo, incorporándose en el Ejército Italiano en 1915.


Benito Mussolini con el uniforme del Ejército Italiano durante la Gran Guerra.

Luego de la Gran Guerra, en marzo de 1919, Benito Mussolini fundó el Partido Fascista Italiano con el apoyo de los veteranos de guerra desocupados, uniendo a varios grupos de extrema derecha. Organizó pelotones armados con el nombre de Camisas Negras, quienes atacaban y neutralizaban el vandalismo de grupos de extrema izquierda. En Octubre de 1922, Mussolini, encabezando a los Camisas Negras, marchó a Roma y se presentó como el único hombre capaz de restaurar el orden. Como consecuencia, debido al caos reinante por entonces en Italia y ante el temor de una revolución comunista, el rey Victor Manuel III lo invitó a participar de un gobierno de coalición.

Una vez en el poder, Mussolini desmanteló gradualmente las instituciones del gobierno democrático, y en 1925 se transformó en un dictador, haciendose llamar "Il Duce" (el Comandante). Luego se ocupó de restaurar a Italia como potencia europea. Inició grandes planes de obras públicas y de apoyo a la industria italiana, lo que hizo bajar la desocupación, volviéndose aun más popular. El régimen fue sostenido por un gran control del Estado y el culto a la personalidad de Mussolini a través de la propaganda oficialista.

En 1935, Benito Mussolini ordenó la invasión de Abisinia (hoy Etiopía), incorporándola a su nuevo imperio italiano. Dió apoyo militar a Francisco Franco durante la Guerra Civil Española (1936-1939), mientras incrementaba la cooperación politico-militar con la Alemania de Adolfo Hitler. En el año 1939 firmó el Pacto de Acero con este último caudillo. Influenciado por la ideología Nazi, Mussolini comenzó a aprobar leyes anti-judías en Italia. En 1940, luego del estallido de la Segunda Guerra Mundial, le declaró la guerra a Gran Bretaña y Francia. Sin embargo, Italia no estaba preparada militarmente como lo estaba Alemania, sufriendo una serie de tras pies en el norte de África y en los Balcanes, obligando a Alemania a salir en su auxilio con el envío de tropas que revirtieron la situación.

En julio de 1943, las tropas aliadas invadieron Sicilia y el sur de Italia. Como consecuencia, Mussolini perdió el apoyo del rey y de muchos de sus partidarios y fue arrestado. En septiembre de ese año, Italia, sin Mussolini en el gobierno, firmó el armisticio con los aliados. Sin embargo Mussolini fue liberado de su prisión por un grupo comando de paracaidistas alemanes en una operación militar conocida como Operación Roble y fue reinstalado en un nuevo gobierno en el norte de Italia. Cuando las tropas norteamericanas y británicas continuaron su avance hacia el norte, Mussolini intentó huir hacia Suiza, pero fue capturado por la guerrilla de los Partisanos y fusilado el 28 de abril de 1945.