Fernando III de Castilla, el Santo

Friday, June 17, 2011

Fernando III, el Santo (1199 - 1252), fue rey de Castilla desde 1217 hasta su muerte en 1252, y de León a partir del año 1230. Fue hijo de Alfonso IX de León y de Berenguela de Castilla. Fernando III fue un gran guerrero que continuó la lucha contra los musulmanes iniciada por su abuelo materno Alfonso VIII, consolidando la Reconquista. En 1231, unió en forma permanente los reinos de Castilla y León. Fue canonizado en 1671.

Fernando nació en 1199 en el monasterio de Valparaiso, en donde ahora es la provincia de Zamora. En 1219 se casó con Beatriz de Suabia de la Casa Hohenstaufen. Durante los primeros años de su reinado, Fernando III tuvo que lidiar con la rebelión militar de la Casa de Lara. También estableció la frontera permanente con el reino de Aragón por medio del Tratado de Almizra (1244).

Desde 1224, dedicó su esfuerzo a dirigir las campañas de conquista de los territorios dominados por los musulmanes, combinando hábilmente las acciones diplomáticas con beneficiosas intervenciones bélicas aprovechando las discordias existentes en los distintos reinos musulmanes. De esta manera, entre 1225 y 1227 las tropas castellanas lograron capturar tras feroz lucha Andújar, Martos y Baeza, lugares clave para la conquista de Andalucía. En 1243, el rey del taifa de Murcia se sometió a vasallaje y poco después su hijo, el Infante Alfonso, ocupó el reino murciano de forma pacífica. Al año siguiente, sus súbditos Rodrigo González Girón y el Maestre de Santiago, Pelayo Pérez Correa, se apoderan de los últimos reductos musulmanes de Murcia: Cartagena, Lorca y Mula.

Fernando III trató de unificar y centralizar la administración de los reinos castellano y leonés, promovió la traducción del Fuero juzgo e impuso el castellano como idioma oficial de sus reinos en sustitución del latín. Repartió las nuevas tierras conquistadas entre las órdenes militares, la Iglesia y los nobles. En lo cultural y religioso, mandó levantar las catedrales de Burgos y León. Se esmeró por que en su Corte se le diera importancia a la música y al buen hablar literario. Fernando III el Santo falleció el 30 de mayo de 1252. Fue sepultado en la Catedral de Sevilla.