Sancho IV de Castilla

Saturday, June 18, 2011

Sancho IV, el Bravo, (Nac.1257 - +1295) fue rey de Castilla y León desde 1284 hasta su muerte en 1295. Fue el segundo hijo de Alfonso X y su esposa Yolanda de Aragon. Aunque era ambicioso y cruel, Sancho también era un político capaz y cultivado.

El heredero legítimo al trono era su hermano mayor Fernando de la Cerda, pero como éste había muerto, el trono le correspondía su hijo Alfonso de la Cerda. Sin embargo, Sancho, apoyado por los nobles y las Órdenes Militares, se levantó en armas contra de el heredero. Luego de algunos años de lucha, Sancho tomó control del reino, ascendiendo al trono a la muerte de su padre Alfonso X en 1284 con el nombre de Sancho IV.

Durante todo el reinado de Sancho hubo luchas internas y peleas por alcanzar el poder. Uno de los personajes que más discordias provocó fue el infante don Juan (hermano de Alfonso X) y a su causa se unió el noble don Lope Díaz III de Haro, VIII Señor de Vizcaya. El rey Sancho hizo ejecutar al de Haro e hizo encarcelar a su tío el infante don Juan. Luego de estos acontecimientos, perdonó a su tío Don Juan.

Sin embargo, Don Juan volvió a sublevarse al poco tiempo, ocasionando el conflicto de Tarifa. Don Juan llamó en su ayuda a los musulmanes benimerines de Marruecos y sitiaron la plaza que estaba defendida por su gobernador Guzmán el Bueno, señor de León. Allí ocurrió el famoso acto heroico y la muerte inocente del hijo de Guzmán. La plaza de Tarifa fue fielmente defendida y los benimerines regresaron a su lugar de origen. Se desbarataron de esta manera los planes del infante don Juan y los del sultán de Marruecos, que pretendía una invasión.

Sancho IV murió en Toledo el 25 de abril de 1295. Antes de morir, nombró a su esposa, la reina María de Molina, regente de su hijo y heredero de nueve años: Fernando IV.