Guerra de Sucesión Castellana

Friday, August 5, 2011

La Guerra de Sucesión Castellana fue un enfrentamiento armado por la sucesión de la Corona de Castilla, durante el cual se enfrentaron los partidarios Isabel de Castilla y los que apoyaban a Juana de Trastámara. Tuvo lugar en la península Ibérica en la segunda mitad del siglo XV, entre 1475 y 1479. Isabel era hija de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, mientras que Juana era hija de su medio hermano Enrique IV, rey de Castilla, y su esposa Juana de Portugal, por lo tanto sobrina de Isabel.

La guerra estalló luego de unos meses de la muerte de Enrique. Durante el primer año de la Guerra de Sucesión Castellana, los partidarios de Juana obtuvieron algunas victorias iniciales. Sin embargo, debido la poca iniciativa militar de Alfonso V de Portugal (abuelo de Juana) y la derrota portuguesa en la batalla de Toro en mano de los castellanos llevaron a la desintegración del bando juanista entre 1476 y 1477. Luego la guerra se convirtió en un conflicto entre Castilla y Portugal, cobrando gran importancia la guerra naval en el océano Atlántico. La guerra culminó con la victoria del bando isabelista en 1479, siendo Isabel proclamada Reina de Castilla y León como Isabel I, quién ya estaba casada con Fernando II de Aragón. Fue proclamada, porque la coronación había tenido el lugar el 13 de diciembre de 1474, dos dias después de la muerte de su medio hermano.

A este conflicto también se lo conoce como Guerra Civil Castellana.