Plan de Iguala (Independencia de México)

Monday, September 26, 2011

Se conoce como Plan de Iguala al acuerdo político entre Agustín Iturbide y el jefe rebelde Vicente Guerrero, firmado y jurado el 24 de febrero de 1821, en la ciudad de Iguala, por el cual se obtuvo la emancipación definitiva de México de España. De esta manera, México aseguraba su independencia sobre la base de una monarquía constitucional, siendo Iturbide coronado emperador en mayo de 1822.

En 1820, cumpliendo con órdenes del virrey Juan Ruiz de Apodaca, el General Agustin Iturbide, mexicano al servicio de los realistas, había marchado hacia el sur al frente de un gran ejército para pacificar varias provincias que se habían levantado en armas comandadas por el patriota Vicente Guerrero. Mientras tanto en España, el General Rafael del Riego se había sublevado contra el rey Fernando VII, estableciendo una monarquía constitucional que ponía límites a la autoridad real. Estos acontecimientos políticos en la Madre Patria habían influenciado en Iturbide quien cambió de actitud y desobedeció al virrey Ruiz de Apodaca al entrar en negociaciones con el patriota mexicano. Los propósitos de ambos jefes se conocieron a través del Plan de Iguala, así llamado por la ciudad en que fue jurado.

El Plan disponía: a) el gobierno sería ejercido por una monarquía constitucional en nombre de Fernando VII u otro príncipe europeo; b) garantizaba a la religión católica como oficial del Estado y la iglesia conservaba sus propiedades; c) americanos y españoles tendrían igualdad de derechos sin distinción de clases. El Plan de Iguala era pacifista y conciliador y fue bien recibido en todo el territorio mexicano, siendo jurado el el 24 de febrero de 1821. El virrey Apodaca fue depuesto y el nuevo virrey Juan O'Donoju firmó con Iturbide, el 24 de agosto de ese año, el Convenio de Córdoba, por el cual dicho mandatario aceptaba lo dipuesto por el Plan.

El ejército revolucionario ocupó la ciudad de México, donde se instaló una junta provicional gubernativa, la cual proclamó y firmó el Acta de Independencia del Imperio Mexicano. Luego se estableció una regencia precedida por Iturbide a la espera de la elección de un soberano y fue convocado un Congreso Nacional Constituyente. Como las cortes españolas rechazaron el Convenio de Córdoba, los regimientos mexicanos secundados por el pueblo propusieron a Iturbide para el cargo de Emperador. Presionado por los acontecimientos, el Congreso acceptó y el 18 de mayo de 1822 el caudillo fue coronado en la catedral de México con el nombre de Agustín I.