Achelense

Tuesday, October 11, 2011

Con la aparición del Homo erectus, nos llega la gran cultura característica del Paleolítico Inferior: el Achelense. Hasta este momento (1,3 millones de años en África), la historia de nuestros antepasados se desarrolló únicamente en África, pero a partir del Achelense, surgió el gran conquistador del viejo mundo, el Homo erectus, que tuvo que adaptarse a medios totalmente dispares, afrontando situaciones que sin duda pusieron a prueba su adaptabilidad tanto a medios hostiles como a otros más agradables.

La historia del Homo erectus (Homo antecessor y Homo heidelbergensis) tuvo lugar en Europa durante el Mindel y Riss y los interglaciares Mindel - Riss y Riss - Würm, (1,3 millones a 100.000 años). A pesar del descenso marino durante las glaciaciones, siempre hubo unos brazos muy profundos que separaban el continente africano del europeo. Cabe suponer que los primeros hombres llegarían a Europa a través del istmo de los Dardanelos. Esta emigración no fue notable en sí, ya que el Homo erectus, un carroñero y cazador más, llegó a Europa al mismo tiempo que el león, el lobo o la hiena.

A pesar de su desarrollo durante dos pleniglaciares, hay que suponer que las regiones más septentrionales, cubiertas por el casquete polar, fueron evitadas limitándose su acceso a estas zonas durante los interglaciares, en los que sin duda el clima no era tan riguroso. En el continente africano, los períodos glaciares se tradujeron en períodos pluviales produciéndose entonces un avance de las zonas arbóreas frente a la sabana. En Europa y Asia las zonas meridionales mucho más privilegiadas en cuanto a clima, también se vieron favorecidas por un aumento del componente arbóreo. En las áreas cercanas a los glaciares el paisaje estaba compuesto por estepa y tundra. La influencia de las glaciaciones también se hizo notar entre la fauna, existiendo dentro de una misma área especies adaptadas a clima frío y otras de clima cálido.

Los autores de la industria achelense reciben diferentes denominaciones según las zonas en las que se han hallado sus restos; sin embargo actualmente todos se engloban bajo el nombre genérico de Homo erectus, utilizándose el patronímico para diferenciar modificaciones o adaptaciones regionales. De esta forma a los Homo erectus hallados en China se les llama Sinanthropus, a los del Norte de Africa se les conoce como Atlanthropus, a los encontrados en Indonesia se les agrupa bajo el nombre de Pitecanthropus y a los últimos especímenes más evolucionados de Europa se les denomina anteneandertales.