Pages

Sunday, October 16, 2011

Corrientes colonizadoras

La conquista del vasto territorio del Río de la Plata, base de la actual República Argentina, se realizó a partir de tres itinerarios de penetración: este, oeste y norte, que conformaron tres corrientes colonizadoras que, con objetivos y características diferentes, sentaron las bases de las futuras ciudades argentinas. La primera corriente colonizadora, la del este, fue el resultado de una empresa concertada en España de acuerdo con la capitulación de 1534, en tanto que las otras dos restantes surgieron como consecuencia de entradas expansivas iniciadas en Chile y Perú.

Las expediciones de Juan Díaz de Solís, Hernando de Magallanes y Sebastián Caboto fueron las primeras en arribar al litoral atlántico argentino. El viaje de Caboto señala un etapa de transición entre el descubrimiento y la conquista de la cuenca platense. Las difundidas leyendas relacionadas con "las sierras del plata" otorgaron un particular entusiasmo por estas lejanas regiones, pero, además, la Corona no veía con buenos ojos la actitud francamente expansiva de los portugueses del Brasil.

En 1536, la corriente colonizadora del este fundó la ciudad de Nuestra Señora del Buen Aire (Pedro de Mendoza), la cual debió ser abandonada; en 1537 Juan de Salazar y Espinosa fundó la ciudad de Asunción; Juan de Garay, de la misma corriente colonizadora fundó la ciudad de Santa Fe en 1573 y la de Buenos Aires en 1580; y en 1588 Juan Torres de Vera y Aragón fundó la ciudad de Corrientes.

La corriente colonizadora del norte fundó las ciudades de Santiago del Estero en 1553 (Francisco de Aguirre); de San Miguel de Tucumán (antigua Ibatín -Diego de Villarroel) en 1565; de Córdoba (Jerónimo Luis de Cabrera) en 1573; de Salta (Hernando de Lerma) en 1582; de San Salvador de Jujuy (Francisco de Argañaraz y Murga) en 1593; y Catamarca (Fernando de Mendoza Mate de Luna) en 1683.

En tanto que la corriente colonizadora del oeste erigió las ciudades de Mendoza (Pedro del Castillo) en 1561; de San Juan (Juan Jufré) en 1562; y San Luis (Luis Jofré de Loaysa) en 1594.