Manuel Dorrego

Wednesday, November 2, 2011

Manuel Dorrego (1787-1828) fue militar y dos veces gobernador de la provincia de Buenos Aires (en 1820 y en 1827-1828), de tendencia federal. Nació en el 11 de junio de 1787, en el partido de Navarro, provincia de Buenos Aires. Fue hijo del comerciante portugués Antonio Do Rego, y María de Ascensión Salas, siendo el menor de cinco hermanos. Manuel Dorrego cursó sus estudios en el Real Colegio de San Carlos de Buenos Aires y en la Universidad de San Felipe, Santiago de Chile.

En 1811 inicia su carrera militar en el Ejército del Norte. Durante la batalla de Tucumán y de Salta, Dorrego fue jefe de la infantería de reserva. En 1819, fue expulsado del país por el Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón. Regresó a Buenos Aires en abril de 1820, luego de la caída del Directorio, durante la anarquía del año 20. Fue rehabilitado y recibió el mando de un batallón. Cuando el gobernador Miguel Estanislao Soler fue derrotado por Estanislao López en la batalla de Cañada de la Cruz, tomó el control de los ejércitos de la capital y fue nombrado gobernador el 29 de junio de 1820. Salió a campaña a perseguir a López y sus aliados, José Miguel Carrera y Carlos María de Alvear, a quienes derrotó en San Nicolás de los Arroyos. Sin embargo, Dorrego fue depuesto en ausencia por la legislatura, que nombró en su lugar a Martín Rodríguez, el 20 de septiembre de ese año.

En 1827, luego que caducara la presidencia de Bernardino Rivadavia, Manuel Dorrego fue elegido gobernador de la provincia de Buenos Aires en agosto de 1827. Sin embargo, al año siguiente fue derrocado por la Revolución del 1 de Diciembre de 1828, encabezada por Agüero y Juan Lavalle. A pesar de poder huir, el 9 de diciembre fue derrotado por Lavalle en la batalla de Navarro y hecho prisionero el día 13 diciembre de 1828, siendo inmediatamente fusilado por orden de Lavalle.

Personalidad e ideología política de Dorrego

Dorrego no sólo era valiente militar (había luchado en las campañas de la independencia), sino que también destacada figura política. Se opuso desde un principio a las ideas monárquicas y centralista de los miembros del partido directorial, bregando por el respeto de las autonomías provinciales, particularmente cuando, disuelto el Congreso de 1824, discutió la Constitución unitaria.

Fue una destacada figura del federalismo argentino. Utilizó la pluma en defensa de sus ideales y fustigó al gobierno unitario de Rivadavia a través de los periódicos "El Argentino" y más tarde "El Tribuno". Sin embargo, Dorrego era tolerante, culto y respetuoso del adversario político. Durante se segundo gobierno, firmó la paz con el Imperio del Brasil y mejoró el estado de las finanzas.