Primera Presidencia de Yrigoyen

Tuesday, November 15, 2011

Luego de la amplia mayoría lograda en los comicios, Hipólito Yrigoyen asumió la presidencia de la nación por primera vez el 12 de octubre de 1916, en medio del delirante entusiasmo de la multitud. Desde un principio el nuevo gobierno debió enfrentar graves problemas de orden interno y externo. En este último aspecto, la Primera Guerra Mundial perjudicó nuestro comercio con el extranjero y, en consecuencia, los ingresos aduaneros, que representaban la mayor fuente de ingreso de divisas al país. En abril de 1917, el barco argentino "Monte Protegido" fue hundido por un submarino alemán. El gobierno argentino exigió y obtuvo las debidas reparaciones y desagravios por parte de los agresores. Hipólito Yrigoyen siguió una política de estricta neutralidad en el conflicto y después de firmado el Tratado de Versalles envió delegados ante la Liga de las Naciones. Sin embargo, al poco tiempo, como la moción argentina no fue escuchada, estos delegados se retiraron de la Liga en el año 1920.

Yrigoyen había hecho cargo de la presidencia con gran apoyo popular, pero carecía de mayoría en el Congreso y la casi totalidad de los gobiernos provinciales, que seguían la orientación política anterior conservadora, le eran adversos, al igual que los diarios más importantes del país. Con excepción de Santa Fe, Yrigoyen intervino en todas las demás provincias, no respetando de esta menera el federalismo, para llevar a cabo, lo que él denominaba "radicalizar al país".

Desde el comienzo de la presidencia de Hipólito Yrigoyen las agitaciones obreras volvieron a recrudecer y las sucesivas huelgas creaban un ambiente de intranquilidad general. La guerra europea había perjudicado a la economía y provocado el encarecimiento de la vida, por todo lo cual los obreros exigieron aumentos de salarios. El problema tomó características alarmante a comienzo de 1919, con una sangrienta tentativa de revolución social, que se recuerda con el nombre de "semana trágica" (del 9 al 12 de enero de 1919. Finalmente el movimiento fue sofocado y sus cabecillas, anarquistas agitadores italianos, fueron expulsado del país. En el transcurso de la primera presidencia de Yrigoyen se realizaron reformas en la enseñanza universitaria, las que beneficiaron a los alumnos, se creó la universidad del Litoral, fueron promulgadas algunas leyes obreras.

Cuando se aproximó la fecha en que debían elegirse las nuevas autoridades de la Nación, el partido Radical proclamó la candidatura del doctor Marcelo T. de Alvear, quien a la sazón se encontraba en París en misión diplomática. Las elecciones se efectuaron en el mes de abril de 1922, y en julio de ese año el Congreso verificó el escrutinio definitivo, que consagró por mayoría el binomio Alvear-Elpidio González, sobre los candidatos conservadores Norberto Piñeiro-Rafael Nuñez.