Revolución Libertadora (1955)

Tuesday, November 22, 2011

Se conoce en la historia argentina como Revolución Libertadora al alzamiento cívico-militar de 1955 contra la dictadura de Juan Domingo Perón; pues este último había reemplazado la Constitución Nacional (y demócratica), aprobada por la Convención Constituyente de Santa Fe en 1852, luego de la Batalla de Caseros, por la Constitución peronista de 1949 que respondía a los intereses del régimen y que le permitía a Perón ser reelecto indefinidamente para perpetuarse en el poder. Otro de los motivos del apoyo cívico (de políticos opositores, periodistas e intelectuales, como así también de la Iglesia) al alzamiento militar contra Perón, fue la supresión de las libertades individuales y religiosas que se tradujo en cierre de períodicos, como La Prensa (cerrado en 1951), el arresto de dirigentes radicales y de otros partidos, como así también la quema de iglesias por militantes que respondían al partido peronista. A pesar del avance en lo social y laboral, el gobierno de Perón significó un gran atraso en lo institucional, lo que llevó al país al aislamiento internacional y un gran deterioro económico hacia 1955, con una alta inflación.

Antes de la Revolución Libertadora había habido dos intentos de derrocar a Perón: 1) en 1951 el Gral Benjamín Menendez (padre de Luciano) se sublevó contra el régimen pero fue derrocado porque no contó con el apoyo suficiente; 2) el 27 de junio de 1955, unidades de la aviación naval y la infantería de marina, que se habían sublevado, fueron derrotadas por las tropas leales a Perón; durante este último alzamiento se bombardeó la Casa de Gobierno, los alrededores de Plaza de Mayo y el edificio del ministerio de guerra, donde estaban apostadas las tropas fieles a Perón. Sin embargo, la Revolución Libertadora que finalmente derribó al regimen peronista se inició en la provincia de Córdoba, en las primeras horas de la mañana del 16 de septiembre de 1955, siendo encabezada por los generales Eduardo Lonardi, Pedro Eugenio Aramburu y el Almirante Isaac Rojas, militares de centro, opositores a los militares peronistas de extrema derecha que respondían a tendencias filonazistas. Los militares opositores rebeldes tuvieron el apoyo de civiles armados que formaban comandos revolucionarios. La lucha en Córdoba fue encarnizada, pero también se combatió duranmente en la provincia de Buenos Aires, con escaramuzas en Corrientes, Entre Ríos y otros puntos del país.

El enfrentamiento armado entre las fuerzas rebeldes y las tropas leales al régimen culminó el 21 de septiembre de 1955, cuando en la madrugada de ese día tanques del Ejército (M4 Sherman) cañonearon y demolieron la sede de Alianza Libertadora Nacionalista (peronista) en el centro de Buenos Aires, eliminando un imporante foco de resistencia armada. Juan Domingo Perón se asiló primero en el Paraguay y luego en España. El 23 de septiembre el general Lonardi y el almirante Rojas llegaron a Buenos Aires. Ese mismo día el primero prestó juramento asumiendo el título de Presidente Provisional, y al día siguiente designó al almirante Isaac Rojas con el título de Vicepresidente Provisional. La asunción de Lonardi fue acompañada por una gran multitud reunida en la Plaza de Mayo. Algunas consignas de los miles de civiles reunidos en la plaza fueron: "Argentinos sí, nazis no"; "San Martín sí, Rosas no", "YPF sí, California no", "No venimos por decreto, ni nos pagan el boleto".


El dirigente radical Ricardo Balbin en prisión en la cárcel de Olmos durante el régimen de Perón