Cisma Protestante

Saturday, December 10, 2011

En la historia se conoce como Cisma Protestante a la separación de la Iglesia Católica en el siglo XVI de una gran parte de la población europea para formar sus propias iglesias cristianas sin depender del Papa. El Sisma o Reforma Protestante fue iniciado en Alemania por el fraile agustino Martín Lutero, y en Suiza por el teólogo francés Juan Calvino. Las causas que llevaron al movimiento reformista y de separación fueron los actos de corrupción de muchos sectories de la Iglesia en los siglos XV y XVI, entre los que se destaca la venta de las indulgencias, que eran documentos vendidos por la Iglesia a los fieles a través de los cuales se obtenía la salvación eterna y se eximía del purgatorio, y la injerencia de la Iglesia en asuntos políticos, destancándose en este sentido el Papa Alejandro VI; pero la causa que más contribuyó al inicio del Cisma Protestante fue la invención de la imprenta a mediados del siglo XV, lo que posibilitó la producción o impresión de la Biblia a gran escala, posibilitando que sea accesible a gran parte de la población. Esto posibilitó la libre interpretación de la misma.

Sin embargo, el movimiento reformista de Martín Lutero no hubiera tenido éxito sino hubiera recibido el apoyo de muchos príncipes y nobles alemanes, quienes aprovecharon la oportunidad para apropiarse de muchas tierras que hasta esos momentos pertenecían a la Iglesia Católica. En 1525, el Gran Maestre de la Orden de los Caballeros Teutónicos renunció a la Iglesia y a la Orden y abrazó el Protestantismo de Lutero, transformando los territorios de dicha Orden Católica en el ducado laico, el ducado de Prusia; los estrictos códigos de disciplina de los Caballeros Teutónicos se transformaron en un fiel servicio al Estado.

En Ginebra, Suiza, Juan Calvino implantó un régimen teocrático de extrema intolerancia religiosa. Castigaba severamente a todo aquellos que no seguía los preceptos bíblicos. Un ejemplo de ello fue la quema en la hoguera del médico español Miguel Servet, quien había descripto correctamente por primera vez la circulación pulmonar.