Isabel I de Inglaterra

Friday, December 16, 2011

Isabel I (1533-1603) fue reina de Inglaterra de la dinastía Tudor entre 1558 y 1603, siendo la quinta y la última soberana de esta casa reinante. Sucedió en el trono a su media hermana, María I. Isabel I nació en Greenwich, en las afueras de Londres, el 7 de septiembre de 1533. Fue hija de Enrique VIII y Ana Bolena, el segundo matrimonio del rey inglés. Cuando tenía sólo tres años de edad, su madre fue decapitada por orden de su padre quien la acusó de traición e infidelidad.

Durante el reinado de Isabel I, Inglaterra participó de las guerras de religión en Escocia apoyando a la causa protestante de John Knox en contra de los católicos gobernados por María Estuardo. Esta soberana católica tuvo que huir de Escocia en 1567 luego de una rebelión. Estando en Inglaterra, fue arrestada y luego ejecutada en 1587 por sus pretenciones al trono Inglés. Aunque en un principio fue aliada de Felipe II de España en contra del rey francés, Francisco II, Isabel debió enfrentarse contra el rey español, quien era un gran defensor del catolicismo e intentaba colocar en el trono inglés un soberano católico.

Isabel I impulsó la modernización de la flota real, equipándola con barco de guerra más ligeros y veloces que los pesados buques españoles. Esto permitió que sus corsarios, Francis Drake y Thomas Cavendish, pudieran eludir la Armada Invencible enviada por Felipe II para invadir Inglaterra y derrotarla (con la gran fortuna y ayuda de una feroz tempestad que dispersó la flota española). El dominio marítimo de Inglaterra tuvo una consecuencia muy importante: la flota podía usarse para la guerra pero también para el comercio. Desde entonces, la mayor parte de la flota inglesa estuvo compuesta de barcos mercantes adaptados para la batalla mediante cañones y que podían volver a ser usados en el comercio.

Isabel I murió en 1603 sin dejar descendencia y la dinastía Tudor fue reemplazada por la dinastía Estuardo.