Proyecto del Conde de Aranda para América

Wednesday, December 14, 2011

El proyecto del conde de Aranda, ministro de Carlos III y de Carlos IV, para América era la de establecer tres monarquías tributarias en las colonias españolas gobernadas cada una por un Infante, hijo del rey. Una monarquía tendría asiento en México, con juridicción sobre la América Central; otra en Perú, abarcando Chile y Río de la Plata; y la tercera estaría ubicada en Venezuela con juridicción sobre Colombia y Ecuador. El proyecto del conde de Aranda estaba destinado a contrarrestar la influencia política/ideológica que trajo aparejada la emancipación de las trece colonias inglesas de América del Norte en 1776.

Mientras se iniciaban algunos de los movimientos precursores emancipatorios, en las colonias hispanoamericanas, España intervenía imprudentemente en la lucha independencista sostenida por las trece colonias anglosajonas de la América del Norte contra Inglaterra. El triunfo definitivo de este movimiento emancipador, consagrado por el Tratado de Paris (1783), repercutió en las colonias españolas donde era visible el antagonismo entre criollos y peninsulares. Cuando se firmó este tratado de paz entre los norteamericanos y los ingleses, el conde de Aranda era embajador de Carlos III en Paris. Entonces, Aranda se dió cuenta de la repercusión que tendría la emancipación de los Estados Unidos y la posibilidad de un movimiento análogo en la América española.

Por lo tanto, para conjurar el peligro, el conde de Aranda proyectaba la organización de tres monarquías tributarias gobernadas por otros tantos infantes españoles: una en México, otra en Chile, y la tercera en Venezuela. España solamente conservaría sus posesiones en las Antillas y alguna otra en Sudamérica. Así se evitaría, a juicio de Aranda, la pérdida definitiva de los dominios ultramarinos, que se transformarían en Estados semi-soberanos, tributarios de la antigua metrópoli.