Decena Trágica

Thursday, March 22, 2012

La Decena Trágica fue la rebelión armada encabezada por Felix Díaz (sobrino de Porfirio Díaz) y Bernardo Reyes contra Francisco Madero, presidente de México (1911-1913), acontecida en la ciudad de México entre el 9 y 19 de febrero de 1913, durante la Revolución Mexicana. El resultado de la Decena Trágica fue la victoria de los rebeldes y la destitución de Francisco Madero.

La revuelta comenzó en el amanecer del 9 de febrero de 1913. Como el general Villar había sido herido en la mañana del primer día, el presidente puso al general Huerta a cargo de las tropas leales. Ambos bandos lucharon encarnizadamente durante diez días en medio de las barricadas y escombro de la destrucción general; muchos civiles murieron. Sin embargo en el décimo día, convocados por el embajador norteamericano Henry Lane Wilson, Huerta y Félix Díaz se reunieron en una oficina y firmaron el Pacto de la Embajada, en el cual ambos jefes acordaron derrotar a Madero y nombrar a Huerta como nuevo presidente. De esta manera Huerta traicionó al presidente y cambió de bando.

El general Auereliano Blanquet es enviado a la oficina de Francisco Madero para pedirle la renuncia. Cuando éste rechaza el pedido de renuncia, las tropas de Blanquet matan a sus guarda espaldas y arrestan a Madero inmediatamente. El hermano del presidente, Gustavo Madero, y el vice-presidente, José Pino Suarez, también son arrestados. El 18 de febrero, Madero es obligado a renunciar, siendo ejecutado el día 21 de febrero. De esta manera, asume la presidencia de México el general Victoriano Huerta.