Escándalo Watergate

Friday, March 9, 2012

El Escándalo de Watergate fue un escándalo político que salió a la luz en 1972 y que afectó seriamente al gobierno del entonces Presidente Richard Nixon, el cual lo forzó a renunciar a la presidencia tras un juicio político. Watergate fue el escándalo político más grande en la historia de los EEUU y que arruinó el gobierno y carrera política del republicano Richard Nixon. Sin embargo, comparado con los escándolos que acontencen en paises como Argentina o Venezuela, donde la corrupción en sus gobiernos son de índoles delictivos, el sonado caso Watergate es benigno y parece como una infracción menor.

En junio de 1972, cinco hombres fueron arrestados dentro de la sede central del partido Demócrata en Watergate por ingreso ilegal y colocación de micrófonos; Watergate era un complejo de oficinas, hoteles y departamento en Washington DC. Pero el escándalo comenzó cuando se descubrió que estos cinco arrestados, más otros dos, eran empleados del comité para la reelección del presindente; este comité había sido organizado y puesto bajo el control indirecto de Nixon. En enero de 1973, estos siete hombres fueron hallados culpables de conspiración y de escuchas ilegales con la instalación de micrófonos en la sede del partido Demócrata. Dos meses más tade, dos de los implicados, le escribieron una carta al juez federal John J. Sirica, quien estaba a cargo del caso, informándole que había habido un encubrimiento por parte de funcionarios en los más altos niveles del gobierno federal.

El Presidente Nixon declaró que no tenía ninguna información ni sabía nada del ingreso ilegal a dicha sede y de la colocación de micrófonos. Sin embargo, unas grabaciones en casette y documentaciones que el mismo presidente entregó al fiscal por orden de la Corte Suprema de Justicia implicaron a Nixon. En julio de 1974, el comité judicial de la Camára de Representante, encabezado por el demócrata Peter W Rodino, aprobó el juicio político a Richard Nixon. Al mes siguiente, el presidente admitió que sabía todo con respecto a las escuchas ilegales y el posterior encubrimiento, renunciando a la presidencia. Fue sucedido por el vice-presidente Gerald Ford. Nixon fue condenado a tres años de prisión, pero se le dió un perdón presidencial.


El ex-Presidente Richard Nixon durante una entrevista televisiva sobre el Escándalo Watergate