Pancho Villa

Sunday, March 25, 2012

Pancho Villa (1878-1923) fue un caudillo revolucionario mexicano que afirmaba luchar por los pobres y exigía reformas agrarias. Aunque era un bandido y marginado de la ley, muchos lo consideran a Pancho Villa un héroe popular que luchó en la Revolución Mexicana defendiendo los derechos de los pobres.

Pancho Villa nació el 5 de junio de 1878, en San Juan del Río, Durango, México, siendo su nombre verdadero José Doroteo Arango Arámbula. Sus padres, Agustín Arango y Micaela Arámbula, eran humildes campesinos. Doroteo Arango comenzó a tener problemas con la ley desde los 16 años de edad, cuando mató al dueño de una hacienda, Agustín López Negrete, quien supuestamente habría abusado de su hermana. Entonces, Arango huyó hacia las montañas y se unió a una pandilla de bandoleros, comandados por Francisco "Pancho" Villa; cuando este "Pancho Villa" fue muerto, Doroteo Arango comenzó a usar el nombre de su jefe muerto y a partir de entonces todos los llamaron Pancho Villa.

En 1910, Pancho Villa y sus hombres se unieron a la revolución armada contra del dictador mexicano Porfirio Díaz. Esta revuelta triunfó, ya que Díaz fue derrocado. Sin embargo, cuando su sucesor Francisco Madero es destituido en otra revuelta armada y reemplazado por el general Huerta, Pancho Villa se unió a Venustiano Carranza para sacar del poder a Huerta, siendo comandante de la División Norte. Sin embargo, durante el verano de 1914, luego del derrocamiento de Huerta, Pancho Villa se distanció de Carranza y comenzaron a luchar uno contra el otro. Durante los próximos años, Pancho Villa se dedicaría a tomar haciendas por la fuerza y a apropiarse de ellas. Fue el responsable del ataque a la ciudad de Columbus, Nuevo México, en 1916, cruzando la frontera con los Estados Unidos para robar y cuatrerear ganado para sobrevivir, sin que ni el ejército mexicano y el estadounidense pudiera enfrentarlo en una batalla decisiva, ya que se escabullía en las montañas y no podían dar paradero con él, ya que era un gran conocedor de la región. También robaba trenes y llegó a hacer imprimir su propia moneda para pagar a sus hombres.

El 20 de mayo de 1920, Carranza fue asesinado. El nuevo presidente interino, Adolfo de la Huerta, quería establecer la paz en el territorio mexicano; es por ello que negoció con Pancho Villa para que éste dejase la vida de bandolero. Parte del acuerdo fue que Villa recibiría a cambio de su retiro una hacienda en Chihuahua. A partir de entonces Villa dejó definitivamente sus actividades guerrillera en 1920. Sin embargo, su retiro fue corto, ya que el 20 de julio de 1923, fue asesinado cuando viajaba en su automóbil.