Resolución 181 de la ONU

Sunday, March 11, 2012

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprovó la Resolución 181, la cual era un plan de división del territorio de Palestina Occidental en dos zonas: en la primera se crearía un Estado israelita, y en la segunda un Estado árabe palestino, con el Gran Jerusalén (que incluía Belén) bajo control internacional. Hay que recordar que estos territorios estaban administrado hasta ese entonces por el Reino Unido y que se conocía como el Mandato Británico de Palestina, otorgado al gobierno británico por la Ligas de Naciones luego de la desintegración del Imperio Turco después de la Primera Guerra Mundial.

La votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947 fue la siguiente: 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones en favor de la creación de los dos Estados (uno árabe y otro judío). Entre los 33 países que votaron en favor del la creación de los dos Estados figuran: Costa Rica, Brazil, Francia, Dinamarca, Paraguay, Perú, la ex-Unión Soviética (Rusia), Australia, Bélgica, los EEUU, etc. Los 13 votos en contra fueron de los paises árabes más la India, Grecia y Cuba. Entre los países que se abstuvieron figuran: el Reino Unido, Yogoslavia, México, Honduras, Chile, Argentina y Colombia.

Siguiendo el mandato de la Resolución 181, la comunidad judía de Palestina, bajo el liderazgo de Ben-Gurión y el apoyo de la comunidad judía internacional, procedieron a la fundación del Estado de Israel, declarando su independencia el 14 de mayo de 1948. Sin embargo, los países árabes, en vez de apoyar política y financieramente a los palestinos para la reación de un Estado árabe-palestino, se lanzaron en una guerra total y traicionera contra el nuevo Estado de Israel, lo que desencadenó lo que se conoce como la Guerra de Independencia Israelí (1948-1949), donde, con muchísimas desventajas númericas y de armamento, los israelíes lograron vencer a Egipto, Siria, Jordania e Irak y consolidar su existencia como Estado libre y soberano.