Blindados en la Guerra del Golfo

Saturday, July 14, 2012

En la Guerra del Golfo Pérsico (1990-1991) se enfrentaron blindados de fabricación soviética (rusa) y china por un lado, y tanques de los países occidentales del mundo libre, por el otro. Los primeros fueron empleados por el ejército irakí de Saddam Hussein, mientras que los segundos por las divisiones blindadas de la coalición, conducida por los EEUU, durante la Operación Tormenta del Desierto (enero/febrero-1991) lanzada para liberar Kuwait. En la Guerra Del Golfo se demostró que el acero solo era ya obsoleto como blindaje de tanque de guerra, sobre todo contra los nuevos tipos de munición utilizada por los EEUU y Gran Bretaña, como la munición con ojiva de uranio empobrecido disparada desde los helicópteros AH-64 Apache, AH-1 Cobra y los aviones de ataque A-10 Thunderbolt, y municiones perforantes de alta velocidad cinética y perforante-explosiva de alta temperatura, disparadas por los cañones de los carros blindados occidentales (norteamericanos y británicos).

El núcleo de las divisiones blindadas irakíes estaba constituido por tanques T-55 y T-72 de fabricación soviética, como así también el carro Tipo 69, de fabricación china. El T-55 estaba armado con un cañón de ánima estriada de 100mm D10T, montado en una torreta giratoria en forma de cúpula; el mismo tenía un blindaje de acero de 99mm de espesor en el frente del chasis o casco y de 203mm en la torreta. En cambio, el T-72 contaba con un cañón de ánima lisa de calibre 125mm 2A46M, de un alcance máximo efectivo de unos 1.800 m; el blindaje era de acero de 102mm de espesor en el frente del casco y de 203mm en la torreta. El tanque de origen chino Tipo 69 era muy similar al T-55, pero estaba equipado con un cañón de 105mm en una torreta también redonda en forma de cúpula; para la Guerra del Golfo, los irakíes habían reforzado el blindaje frontal del Tipo 69 con planchas adicionales de acero soldadas en el casco.

Los carros blindados de la coalición occidental no solamente contaban con telémetro láser computarizado, sistema de visión nocturna y GPS, tecnología que los tanques del ejército de Irak no tenían, sino que también poseían un blindaje superior construido de materiales especiales. Tanto el M1 Abrams del ejército y de la infantería de marina de los EEUU y el Challenger 1 de los británicos estaban protegido por el blindaje Chobham, un tipo de blindaje compuesto de dos capas o planchas construidas con una aliación especial que incluye el acero, tungsteno y titanio, y, entre éstas dos, una tercera capa interna que consistía de una cerámica especial. El Abrams y el Challenger estaban armados con un cañón de ánima lisa de 120mm y algo más de 2.000 m de alcance efectivo. Las unidades blindadas del ejército de Kuwait, que se habían refugiado en Arabia Saudita durante la invasión irakí y que también formaban parte de la coalición de naciones, contaban con tanques M-84 de industria yugoslava, que estaban equipados con un cañón de 125mm y con un muy buen blindaje de aliación de acero y tungsteno. Por su parte, la 6ta División Blindada Ligera del ejército francés contaba con tanques AMX-30, de industria francesa, armados con cañones de 105mm; aunque estos tanques franceses tenían blindaje convencional de acero, eran rápidos y contaban con lo último en tecnología de sistema de mira, orientación y visión nocturna.

En cuanto a los vehículos de combate de infantería (VCI) de las unidades de infantería mecanizada, los estadounidenses contaban con el M2 Bradley, armado con un cañón automático de 25mm M242, de tracción de oruga. El ejército británico tenía el Warrior, equipado en con un cañón de 30mm, montado en una pequeña torreta giratoria, también de tracción de oruga, mientras que los franceses disponían del AMX-10 RC, armado con un cañón de 105mm, de tracción de rueda (6x6).


Tanques M1 Abrams en el desierto del sur de Irak.

Blindados Challenger 1 del ejército británico.

Tanque de fabricación soviética T-55.