Napoleón Bonaparte

Thursday, December 13, 2012

Napoleón Bonaparte (1769-1821) fue general del ejército francés y emperador de Francia entre 1804 y 1815. Formado en el arma de artillería, se destacó en las Guerras Revolucionarias y Guerras Napoleónicas, como uno de los más brillantes estrategas en la historia militar.

Napoleón Bonaparte nació el 15 de agosto de 1769, en Ajaccio, isla de Córcega. De ascendencia italiana, fue el segundo de ocho hermanos, siendo sus padres Carlo Buonaparte, abogado, y María Letizia Ramolino. A temprana edad, siguió la carrera militar en Francia, primero en Brienne-le-Chateau, y luego en la Real Escuela Militar de Paris. Napoleón fue una persona uránea, pensativa, y tenía mucha facilidad por las matemáticas y la geometría, y le gustaba leer la historia de Roma. Durante la Revolución Francesa, apoyó las ideas republicanas y a la facción de los jacobinos. Debido a sus éxitos militares en las Guerras Revolucionarias, fue ascendido a Brigadier General por la Convención en 1793.

En 1797 llevó a cabo exitosamente la campaña de Italia, luchando contra los Austríacos, y, entre 1798 y 1799, condujo la campaña militar de Egipto. El 10 de noviembre de 1799, Napoleón organizó un golpe de estado contra el Directorio, instaurando el Consulado, instalándose en el gobierno como Primer Cónsul. Impulsado por sus éxitos militares, se proclamó emperador en 1804. Al año siguiente derrotó al ejército austro-ruso en al batalla de Austerlitz, uno de sus más brillantes éxitos militares; en 1806, obtuvo una gran victoria militar sobre el ejército prusiano en la batalla de Jena, derrotando a los rusos nuevamente en la batalla de Friedland en 1807. A pesar de la derrota de la armada franco-española en Trafalgar, impuso el bloqueo continental de los puertos europeos contra Gran Bretaña. Sin embargo, Napoleón Bonaparte cometería dos graves errores político-militares: la invasión de España en 1808, imponiendo a su hermano José como rey de España, y la campaña militar de Rusia de 1812, los cuales desangrarían al Gran Ejército Napoleónico (Grande Armée), perdiendo a sus mejores hombres en manos de las fuerzas anglo-españolas en la Guerra Peninsular y del frío invierno ruso que diezmó su ejército.

En 1813, Napoleón Bonaparte sufriría la primera gran derrota militar de su carrera en la batalla de Leipzig en manos de las fuerzas austro-rusas, lo que lo obligó a retroceder hacia Francia, provocando que los austríacos y rusos invadieran el país galo a principios de 1814. Por el Tratado de Fontainebleau de ese año, Napoleón fue obligado a abdicar como emperador y a exiliarse en la isla de Elba. Sin embargo, al año siguiente se escapó de la isla, desembarcando en Francia. Con el apoyo de sus antiguos oficiales, se reinstaló en el trono como emperador. Pero el retorno le duraría sólo cien días, ya que sería derrotado en forma definitiva el 18 de junio de 1815 en la batalla de Waterloo por las fuerzas anglo-prusianas, comandadas por Wellington y Blücher. Luego de esta derrota, sería condenado al exilio nuevamente, pero esta vez a la lejana isla de Santa Helena en medio del Atlántico, donde murió en 1821, alejado de sus amigos y con la nostalgia de su glorioso pasado militar.