Batalla de Sedán

Monday, February 11, 2013

La batalla de Sedán fue un feroz enfrentamiento militar de la Guerra Franco-Prusiana. Tuvo lugar el 1 de Septiembre de 1870 y fue librada entre el ejército prusiano, comandado por el mariscal de campo Helmuth von Moltke, y el ejército francés, conducido por Luis Napoleón III (sobrino de Napoleón Bonaparte).
 

Con un contingente armado constituido por unos 125 mil hombres y más de 500 piezas de artillería, Luis Napoleón y su comandante, el general Patrice MacMahon, iban a intentar romper el sitio de Metz. Sin embargo, el 5to cuerpo del ejército francés acababa de ser derrotado dos días antes, el 30 de agosto, por el ejército alemán del Mosa, el cual se unió al 3er Ejército Prusiano de von Moltke para interceptar y enfrentar nuevamente a los galos, que se dirigían a Metz, totalizando casi 200 mil soldados, de infantería ya caballería, y unos 700 cañones.

En la mañana del 1 de septiembre de 1870, los prusianos atacaron y rodearon al ejército francés a la altura de Sedán. Si bien el fusil de cerrojo Chassepot les daban una cierta ventaja a la infantería francesa, fue la artillería y la caballería prusiana que hicieron la diferencia. Al verse rodeados, los franceses se atrincheraron en La Mocelle, Sedan y otros pueblitos cercanos y resistieron corajudamente el bombardeo de la artillería y las feroces embestidas de las fuerzas prusianas que atacaban desde el este y el norte. Al ponerse el sol, luego de varias horas de intensos combates, Luis Napoleón ordenó la rendición. En el campo de batalla yacían 17 mil franceses muertos en combate. La batala de Sedán fue clave en el triunfo teutónico en la Guerra Franco-Prusiana.


Luego de la batalla, Luis Napoleón III entrega su espada, como signo de rendición, al canciller prusiano, Otto von Bismarck, quien acompañaba al ejército prusiano.