Armas de la Guerra Franco-Prusiana

Wednesday, March 6, 2013


A diferencia de las Guerras Napoleónicas de principios de siglo XIX, en la Guerra-Franco Prusiana de 1870-1871 se utilizaron nuevos armamentos que le dieron un mayor protagonismo a la infantería y artillería para definir una batalla. Los nuevos fusiles con aguja percutora y de cerrojo de palanca Dreyse y Chassepot, usada por los ejércitos prusiano y francés respectivamente, que se cargaban por recámara (y no por la boca del cañon del arma como en los viejos mosquetes) y utilizaban munición de papel y pólvora negra. La ventaja era no solamente el de poder cargar el arma por la recámara, sino del hecho que el proyectil, pólvora y percusión estaban contenidos en una sola pieza llamada cartucho. No se perdía tiempo en cargar por la boca del arma las diferentes partes que constituían un disparo de mosquete (taco, pólvora y bola). También el cañon de estos fusiles era estriado, lo que le daba mayor precisión y alcance.

Aunque los franceses contaban con las primeras ametralladoras de la historia, la Reffye Modelo 1866 de calibre 13mm y la Bollée Modelo 1870, también de calibre 13mm, y que los franceses llamaban "canon à balles" (cañón de balas), la artillería prusiana tenía una enorme ventaja sobre la francesa, ya que estaba armada con modernos cañones Krupp de 57mm, 77mm y 90mm, de acero y de recarga por recámara. El de 57mm fue usado en gran número y le dió un gran volumen de fuego al ejército prusiano con respecto al francés, que estaba armado con cañones de diseño antiguo, de bronze y que se cargaba por la boca del arma.

En cuanto a la táctica, los franceses ponían énfasis en un despliegue defensivo, en trincheras y parapetos, para sacar ventaja con su fusil Chassepot, de mayor alcance que el Dreyse prusiano, mientras que los prusianos y alemanes usaron una táctica ofensiva y dinámica, haciendo uso, por primera vez en la historia, del ferrocarril para transportar tropas en forma masiva y el uso de la táctica de envolvimiento en pinzas, aprovechando sus piezas de artillería que tenían mayor alcance que los cañones franceses.


                       Daguerrotipo de soldados prusianos con un cañón de 57mm



                             Ametralladora Bollée de 13mm con sus operadores