Origen de la división del poder

Saturday, April 27, 2013

El origen de la división del poder se remonta a la edad antigua, a varios siglos antes de Cristo, a épocas de las migraciones de los pueblos indoeuropeos (tribus helenas, latinos, sabinos, germánicos, etc.). Cada pueblo o nación estaban constituidos o coaligados en una confederación de tribus; los jefes de cada tribus se reunían anualmente en un consejo de jefes, los cuales nombraban o votaban un jefe supremo con facultades ejecutivas y que era a su vez el comandante del ejército organizado por todas las tribus en épocas de guerra. Sin embargo, su poder era balanceado o limitado por el consejo de jefes o caciques, quienes podían destituirlo y nombrar uno nuevo. Con el correr de los siglos, este consejo evolucionó en el Senado y comicios centuriados de la antigua Grecia y República Romana, que tenían facultades legislativas.

En la Edad Media, la división del poder la podemos ver en la República de Venecia, en la cual el poder ejecutivo, representado por el Dogo, era controlado o limitado por dos cámaras: el Arengo y el Consejo Mayor, compuesto de 480 miembros; mientras que el poder judicial estaba representado en una corte suprema de justicia, llamada Quarantía o Consejo de los Cuarenta. En la Inglaterra medieval, la división del poder comienza en 1215, cuando los caballeros ingleses se sublevaron y forzaron al rey Juan "Sin Tierra" a firmar un documento, conocido como Carta Magna, por la cual se ponía límite al poder real, estableciendo que ningún ciudadano inglés podía ser condenado a prisión sin juicio previo y sentencia firmada por sus "pares", o ciudadanos de su misma clase social, dando origen al sistema de jurados. En virtud de este documento, el rey tampoco podía aumentar o crear arbitrariamente nuevos impuestos, sin la aprovación del Gran Consejo del Reino, formado por condes, barones y arzobispos, el cual es el origen del parlamento inglés.


En 1787, los 13 Estados Unidos de América, recientemente emancipados, aprueban una Constitución republicana, que establece la división del poder en tres ramas: poder ejecutivo, representado por un Presidente; el poder legislativo, encarnado por la cámara de representantes y el Senado; y el poder judicial, representado por una corte suprema de justicia y tribunales inferiores. En Francia, en septiembre de 1792, la Convención establece la Primer República Francesa, que sustituyó a la monarquía durante la Revolución, aprobando una Constitución que establecía la división del poder en forma similar a la Constitución de los EEUU.