Despotismo Ilustrado

Sunday, September 29, 2013

Se conoce como Despotismo Ilustrado a la forma de gobierno de los monarcas absolutos de la segunda mitad del siglo XVIII, quienes también eran influenciados por las ideas del Iluminismo del momento. La política del Despotismo Ilustrado se caracterizó por la implementación de reformas que abolieron las últimas instituciones feudales obsoletas, apoyando la actividad económica y el comercio, fortaleciendo a la burguesía. También trataron de transformar la vida pública sobre la base de nuevos principios nacionales. Se realizaron reformas eclesiásticas, eliminando órdenes religiosas y subordinando la Iglesia al Estado y muchas tierras de ésta pasaron a manos de los nobles. Estos monarcas también reformaron los procedimientos legales y los sistemas educativos, que pasaron a ser manejados por el poder laico y no el eclesiástico, impulsando las actividades científicas y artísticas. En España, las tierras improductivas de algunos grandes latifundios fueron parcelados y entregado a los campesinos.

A pesar de todas estas reformas llevadas a cabo por estos monarcas "iluminados", ellos seguían ostentando el poder absoluto, ya que concentraban en su persona facultades ejecutivas, legislativas y judiciales, debido a que el poder ilimitado del monarca seguía siendo visto como de origen divino. Los reyes más destacados del Despotismo Ilustrado fueron Carlos III de España, Catalina II de Rusia, Federico II el Grande de Prusia y José II de Austria. A Luis XVI, el monarca francés, no le alcanzó con las pocas e insuficientes reformas realizadas y, por lo tanto, no pudo impedir el sangriento torbellino de la Revolución Francesa que estallaría en 1789 y que, paradójicamente, tiene como una de sus causas las ideas del Iluminismo.