Guerra de Religión (Francia)

Monday, September 16, 2013

La Guerra de Religión fue un extenso conflicto armado entre los hugonotes (protestantes franceses) y la Liga Católica, encabezada por el duque de Guisa y apoyada por la corona francesa. Tuvo lugar en Francia en la segunda mitad del siglo XVI, entre 1562 y 1598, durante los reinados de Carlos IX, Enrique III, quienes fueron notablemente influenciados por su madre Catalina de Medicis, y Enrique IV. La Guerra de Religión fue básicamente la lucha de los protestantes (calvinistas) para ejercer su libertad de culto y obtener la igualdad de derechos frente a los católicos, siendo una consecuencia del cisma protestante encabezado por Martín Lutero y Juan Calvino.

Como Carlos IX, Enrique III y Catalina de Medicis eran católicos, la corona respaldó directa o inderectamente a la Liga Católica durante las primeras etapas del conflicto. A tal punto, que el 24 de agosto de 1572, en el día de San Bartolomé, e influenciado por su madre, Carlos IX ordenó la ejecución de los principales líderes de los Hugonotes. Esta simpatía por los católicos de la corona cambió cuando Enrique, rey de Navarra, heredó el trono de Francia en 1589, asumiendo como Enrique IV. Este soberano, aunque había sido bautizado católico, profesaba el protestantismo, ya que su madre, Jeanne d'Albret, era calvinista. A pesar de haber renunciado al protestantismo al ceñir la corona, el nuevo rey comenzó a luchar en contra de la Liga Católica por cuatro años. La Guerra de Religión llegó a su fin en 1598, cuando Enrique IV, primer soberano de la casa de los Borbones, promulgó el Edicto de Nantes, el cual garantizaba las libertades religiosas y derechos civiles de los protestantes.