Revolución Inglesa (Resumen)

Wednesday, November 6, 2013

La revolución inglesa fue una guerra civil que tuvo lugar en Inglaterra entre 1642 y 1651. En la misma se enfrentaron las fuerzas del parlamento, comandadas por Oliver Cromwell, contra el ejército realista de rey Carlos I, quien sería finalmente derrotado y decapitado en 1649. Las últimas batallas serían libradas en 1651. Con la ejecución del rey, se produjo una interrupción temporaria de la monarquía, haciéndose cargo de los destinos de Inglaterra Oliver Cromwell con el título de Lord Protector.

La revolución inglesa tuvo dos causas: 1) política, en la cual Carlos I intentó imponer un absolutismo monárquico, sin respetar la autoridad del parlamento, considerando que el poder real era de origen divino; 2) religiosa, en la cual Carlos I, de origen católico, generó con su política de restricción religiosa la enemistad de los protestantes puritanos quienes estaban representados en el parlamento.

La enemistad entre parlamentarios y el rey se agudizó cuando en 1640 Carlos I les pidió apoyo financiero para su guerra contra los calvinistas escoceses. Cuando este apoyo fue denegado y el rey increpado por la oposición, el soberano cerró el parlamento, que se llamó "corto". En 1641, se produjo una rebelión de los irlandeses; con el pretexto de aplastar la sublevación, Carlos organizó un poderoso ejército, lo que trajo el recelo de los parlamentarios y puritanos, quienes a su vez organizaron su propio ejército, apoderándose de armas y pólvora. Pués éstos temían que el rey pudiera usar esas fuerzas para aplastar a la oposición.

La guerra comenzó en agosto de 1642, cuando el rey erigió su estandarte en Nottingham. Al comienzo de la campaña militar, las fuerzas realistas vencían al ejército del parlamento. Sin embargo el avance de las tropas del rey fue detenido por otro ejército del parlamento, constituido por puritanos y conocidos como los "Ironsides" (costillas de hierro), comandados por Oliver Cromwell. Luego de varios años de cruenta lucha, las fuerzas realistas serían finalmente derrotadas en 1651. Dos años más tarde, en 1653, Oliver Cromwell sería proclamado protector de Inglaterra, Escocia y Gales, gobernando hasta su muerte en 1658.