Historia de las monedas (Argentina)

Saturday, January 25, 2014

La primera moneda oficial que tuvo la República Argentina y de curso legal en todo su territorio fue el Peso Moneda Nacional. Fue creado a través de la ley 1130, promulgada durante la primera presidencia de Julio A Roca, convertible a 44 centavos oro. En 1914 se abandonó el patrón oro, siendo anclado al franco francés ($1=3 francos). Luego, con todos los vaivenes de la economía argentina, fue atada a otras monedas de países industriales y poderodos, como el dólar y la libra esterlina. El Peso Moneda Nacional fue el dinero de curso legal de mayor éxito económico y duración en la historia del país, ya que existió hasta 1970.

El Peso Moneda Nacional fue reemplazado por el Peso Ley 18188, creado en 1969, pero entró en vigencia en 1970, hacia finales del gobierno militar de Juan Carlos Onganía. Participó en su creación el ministro de economía de este presidente José Dagnino Pastore. $ 1 Ley 18188 equivalía $ 100 Moneda Nacional (Ley 1130). Durante los gobiernos de los generales Roberto M Levingston y Alejandro Agustín Lanusse este nuevo dinero se mantuvo relativamente estable en su valor con relación a las monedas extranjeras debido a la poca emisión monetaria producto de un relativo bajo deficit fiscal manejable, con meses de superavit fiscal. Sin embargo, entre 1973 y 1974, durante las presidencias de Hector Cámpora y Juan Domingo Perón el Peso Ley 18188 se fue devaluando por una aceleración en la tasa de inflación debido al aumento del gasto público. En 1975 fue pulverizado perdiendo un 100% de su valor por una devaluación llevada a cabo por el ministro de economía Celestino Rodrigo, durante la presidencia de María Estela Martinez de Perón.

En 1976, durante el gobierno militar de Jorge Rafael Videla, se le quitó tres ceros al Peso Ley 18188, al tiempo que se desaceleró la hiperinflación producida durante el gobierno peronista. Sin embargo, los brotes hiperinflacionarios y devaluaciones de los gobiernos del Gral Roberto Viola y Leopoldo Fortunato Galtieri, obligaron al ministro de economía Jorge Wehbe del gobierno Reynaldo Benito Bignone a crear una nueva moneda: el Peso Argentino ($ 1a). Este último también sería pulverizado por la altísima inflación de los dos primeros años de retorno a la democracia. En 1985, bajo la conducción económica de Juan Vital Sourrouille se crea otra nueva moneda: el Austral (A1), reemplazando a la anterior a la razón de 1A= $1.000 a (Peso Argentino) o A1= U$S 1 (dólar) y entrando en vigencia en junio de 1985 con un congelamiento general de precios. El irresponsable incremento del gasto público y el incontrolable deficit fiscal provocarían una hiperinflación que exterminaría al Austral, cuyo valor, hacia finales de 1989, tendría picos de A14.000 por cada dólar norteamericano y se llegarían a imprimir billetes de 500.000 australes, siendo el salario mínimo de A800.000, es decir unos 50 dólares.

En 1991, una vez que la inflación fue controlada bajo el gobierno de Carlos Saul Menem, y bajo la dirección económica de Domingo Cavallo, el abatido Austral sería reemplazado por el Peso Convertible, en el cual $ 1 Peso tenía el valor de U$D 1, el cual se pudo mantener así por diez años. La baja inflación interanual pudo ser posible debido a la drástica reducción del déficit y de la emisión monetaria espuria, y el Banco Central pasó a ser una institución autárquica. La hiperinflación había podido ser detenida exitosamente cuando el gobierno privatizó todas las empresas estatales super deficitarias y en banca rota, haciendo posible el ingreso de cientos de millones de dólares al Banco Central, lo que hizo bajar al dólar hasta 10.000 australes. Cuando llegó a esta cifra, entro en vigencia la Ley de la Convertibilidad con el nuevo Peso Convertible en 1991. Todo fue posible gracias a la amputación de la elefantiasis hipertrófica estatal, lo que demostró una vez más que el Estado no es un buen administrador de empresas, sino que, por el contrario, las deforma con burocracia estatal política-ideológica, donde por cada ingeniero o técnico especializado hay 50 abogados con altos cargos, cada uno con sus secretarias y secretaria del secretaria, más asesores del asesor, todos afiliados al partido gobernante.

Sin embargo, el Peso Convertible llegaría a su fin en el año 2001 durante el gobierno de Fernando de La Rúa. Si el Austral había sido licuado por la hiperinflación, producto de la emisión moneteria excesiva para cubrir el enorme deficit, el Peso Convertible sería implosionado por el peso de la gran deuda pública, sobre todo de los Estados provinciales, cuando Argentina entró en default en diciembre de ese año. En el año 2002, bajo el gobierno del presidente Eduardo Duhalde, se salió del sistema de la Convertibilidad y la denominación de la moneda sería simplemente Peso ($1), donde $3 era igual a U$D 1.

10 centavos de 1 Peso Moneda Nacional, la moneda más exitosa que tuvo la República Argentina