Paradoja en la historia de América Latina

Monday, March 10, 2014

La gran paradoja en la historia de América Latina es que el dictador Fulgencio Batista, quien había llegado al poder en 1952 por medio de un golpe de Estado contra el presidente Carlos Prío Socarrás, permaneció en el poder en Cuba solo siete años. En cambió, el revolucionario cubano, Fidel Castro, quien lo derribó con un ejército guerrillero en nombre de la democracia y para convocar a elecciones presidenciales, lleva ya 55 años de dictadura marxista, gobernando la isla de Cuba, sin división de poderes, desde 1959. Fidel Castro y su hermano Raúl nunca fueron electos presidentes; solo se instalaron en el poder por la fuerza, violando los derechos humanos y la libertad de prensa y traicionando a sus camaradas de armas, como el comandante Camilo Cienfuegos. Sin embargo, Fulgencio Batista había sido presidente electo en el perído 1940-1944. La otra paradoja es que la revolución marxista en Cuba fue llevada a cabo con armas del principal país capitalista de occidente y el mundo: los EEUU, y con la simpatía y cobertura de la prensa norteamericana.