Cañón ferroviario K5

Sunday, May 18, 2014

El K5 "Leopoldo" era un cañón ferroviario alemán de 280-mm, fabricado por la empresa Krupp y empleado por la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial. Fue desplegado en Italia y empleado contra las trapas aliadas en la batalla de Anzio, a principios de 1944, durante la Operación Shingle. El K5 causó muchísimas bajas en los ejércitos aliados que desembarcaban en la costa italiana. Este cañón ferroviario también formó parte del llamado "muro del Atlántico" en las costas del canal de la Mancha y empleado durante el desembarco aliado en Normandía. También había sido utilizado durante el asedio a la ciudad portuaria de Sebastopol, en Crimea, entre 1941 y 1942, junto a otras monstruosas piezas de artillería, como el Schwere Gustav de 800-mm y Thor de 600-mm.

Características técnicas

El K5 era un gigantesco obús de calibre 280-mm (28-cm). Con un peso de 218 toneladas, estaba montado en dos carretones ferroviarios de 12 ruedas cada uno. Su cañón medía 21,5 m de longitud. Las paredes internas del mismo tenía 12 estrías de 7-mm de profundidad. Disparaba proyectiles de 255 kg de peso a una distancia máxima de unos 65 km.



K5 en action (video)