Acorazado HMS Dreadnought

Thursday, June 19, 2014

El HMS Dreadnought fue un acorazado británico en servicio en la armada real entre 1906 y 1919, siendo empleado durante la Primera Guerra Mundial. Su importancia en la historia militar es su diseño innovador, que fue una revolución en la industria naval, con armamento superior, y mayor velocidad y autonomía. Su diseño influyó notablemente en las armadas de otros países que construirían acorazados similares durante los años siguientes y se los llamarían "acorazados tipo Dreadnought". Sin embargo, el HMS Dreadnought no participaría en ninguna batalla de la Gran Guerra y sería relegado a la defensa costera de la zona del canal de La Mancha a partir de 1918.

Diseñado por Lord Fisher, entre sus características principales figura el uso de cañones de grueso calibre (305mm) montados de a dos en cinco torretas giratorias, distribuidas de la siguiente manera: dos torretas en cubierta de proa, una en la de popa, otra en la de estribor y una quinta torreta en la cubierta de babor. También fue el primer buque de guerra en usar turbinas de vapor como forma de propulsión, en reemplazo de los motores de vapor de expansión triple reciprocante.

Datos técnicos

Tipo: acorazado
Eslora (longitud): 160,6 m
Manga (ancho máximo): 25 m
Calado: 9 m
Desplazamiento: 18.400 toneladas
Propulsión: 4 turbinas de vapor Parsons, de empuje directo, con 4 ejes, alimentadas por 18 calderas Babcock & Wilcox
Velocidad máxima: 21 nudos (39 km/h)
Autonomía: 6.620 millas náuticas (12.260 km)
Tripulación: 800 marineros, suboficiales y oficiales
Armamento: 10 cañones de 305mm, 27 de 76mm, más torpedos de 450mm