Bombardeo en picado

Monday, August 25, 2014

El bombardeo en picado fue empleado por primera vez por la Luftwaffe (la fuerza aérea alemana), durante la invasión de Polonia, en la Segunda Guerra Mundial. Esta táctica aérea fue parte integral de la guerra relámpago (Blitzkrieg) y fue empleada en combinación con las divisiones blindadas y unidades de infantería mecanizada de la Wehrmacht. La ventaja del bombardeo en picado sobre el bombardeo de gran altura radicaba en la mayor precisión para destruir objetivos puntuales, ya que los primeros se realizaban a baja altura. Una vez localizado el objetivo, la aeronave empleada debía virar y descender brucamente de nariz, en ángulos que oscilaban entre los 50º y 80º; cuando estaba cerca del blanco, el piloto soltaba las bombas sobre el objetivo a destruir, como ser depósitos de municiones, centros de comando o telecomunicaciones. Los alemanes emplearon el Junkers Ju 87 "Stuka" para esta táctica, un avión liviano y muy maniobrable.

En el teatro de operaciones del Pácifico, tanto la armada japonesa como la norteamericana también hicieron uso del bombardeo en picado, empleando bombarderos navales pequeños que operaban desde portaaviones, como el Aichi D3A "Val" japonés y el SBD Dauntless norteamericano. En la Guerra de Corea continuó empleandose esta táctica, pero haciendo uso de los veteranos aviones caza de la Segunda Guerra, como el F4U Corsair y el P-51 Mustang. Luego, con el auge de los aviones de reacción de gran velocidad y el uso de misiles y bombas inteligentes, el bombardeo en picado quedaría en desuso.

Bombardeo en picado con aviones Stuka (video)