Gobierno de Martín Rodriguez (Reformas políticas y económicas)

Friday, August 1, 2014

Luego de la derrota de Dorrego, la Junta de Representantes de Buenos Aires eligió a Martín Rodríguez gobernador de la provincia el 26 de septiembre de 1820. Éste designó a Bernardino Rivadavia ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, a Manuel José García de Hacienda, y al general Francisco de la Cruz en la cartera de Guerra.

Reformas políticas

Fue duplicado el número de miembro de la Junta de Representantes. Éstos serían elegidos en forma directa por sufragio universal. Fue reglamentado la elección del Poder Ejecutivo, el que sería designado a mayoría de votos por la Junta de Representantes; debía ser natural de la provincia y duraba 3 años en el cargo. Por ley del 20 de diciembre de 1821, cesó de funcionar en Buenos Aires y en Luján la antigua institución del Cabildo, cuyas excesivas atribuciones fueron repartidas entre los tres poderes del Estado. Además se dictó la ley del olvido, por la cual podían regresar al país los expatriados por causas políticas.

Reformas económicas y financieras

En 1822 se creó el Banco de Descuentos. Este organismo, de dominio particular, controlado por el gobierno, se inició con un capital de 1 millón de pesos fuertes y estaba autorizado a emitir papel moneda.

El gobierno encargó a Londres la emisión de billetes y la acuñación de monedas de cobre. Esta emisión de papel moneda produjo inmediato beneficios, pués facilitó el comercio y agilizó las transacciones. Sin embargo, la prosperidad fue ilusoria, ya que produjo un rebrote inflacionario y creó desequilibrio fiscal.

El 1 de febrero de 1822, se instaló en el edificio del Consulado la Bolsa Mercantil, institución destinada a las transacciones de carácter comercial. Los acontecimientos políticos posteriores y la guerra con el Brasil produjeron la desaparición de este organismo.

En agosto de 1822, la Junta de Representante autorizó al ejecutivo la contratación de un empréstito en Londres la suma equivalente a 5 millones de pesos fuertes, que se destinarían a la construcción del puerto de Buenos Aires, a la fundación de tres pueblos en la costa sur y a instalar un servicio de aguas corrientes y desagües en la ciudad.

Reformas militares

El ministro de Guerra, general Cruz, decidió reformar las fuerzas armadas para restablecer la disciplina y proteger y premiar a los militares que habían participado en las campañas de la independencia. El 12 de noviembre de 1821, la Junta de Representantes sancionó la Ley de Retiro y la Ley de Premio. La primera permitía dejar el servicio activo a los jefes y oficiales en condiciones de hacerlo, con un sueldo proporcional a su antiguedad. En caso contrario podían optar de acuerdo a la segunda ley, es decir, a la suma que debían percibir en un lapso de 22 años a recibir en títulos del 6% de la deuda pública. Las viudas y los huérfanos de militares serían beneficiados con una pensión.

Reformas educativas

Se funda la Universidad de Buenos Aires y se crea el Colegio de Ciencias Morales.