Gran Cisma de Occidente

Wednesday, August 27, 2014

Se conoce como el Gran Cisma de Occidente al período de la Edad Media en la cual la Iglesia Católica y el mundo cristiano se hallaba gobernado por dos Papas; uno con residencia en Roma y el otro en Aviñón. Este conflicto de jurisdicciones, que duró cerca de cuarenta años, de 1378 a 1417, tuvo como antecedente inmediato el período conocido como Cautiverio de Aviñón.

En 1377, el Papa Gregorio XI había abandonado su residencia en Francia, trasladándose a Roma, la cual se convirtió nuevamente en la sede pontificia y cabeza de la Iglesia Católica que solía ser. De esta manera, este Papa puso fin al Cautiverio de Aviñón impuesto por los monarcas franceses. A la muerte de Gregorio XI, el Sacro Colegio, que contaba con varios cardenales franceses que actuaban presionados por el rey de Francia, Carlos V,  intentó elegir un Papa francés. Sin embargo, los cardenales romanos se impusieron y votaron un Pontífice italiano, Urbano VI. Entonces, el grupo de cardenales franceses eligieron otro Papa de su misma nacionalidad, Clemente VII, quien se trasladó a Aviñón, Francia.

A partir de ese momento, la Iglesia Católica y el pueblo cristiano quedaron divididos en dos bandos que acataban respectivamente la autoridad de los pontífices establecidos en Roma y o en Aviñón.