Origen de Navarra y Aragón

Wednesday, September 17, 2014

La región montañosa situada en el noreste de la península ibérica, la pireinaca, nunca fue ocupada totalmente por los invasores musulmanes durante la Edad Media. Allí subsistieron diversos núcleos de resistencia cristiana, liderados por los vascones, quienes dependieron de los francos, especialmente cuando Carlomagno estableció la Marca Franca o Hispánica con un gobierno del tipo feudal. Estos territorios dieron origen a los reinos de Navarra y Aragón.

El primer rey navarro en ser coronado fue Iñigo Arista, en 825, en carácter de soberano del reino de Pamplona, que luego se transformaría en Navarra, mientras que la Marca Franca carolingia se convertiría en el reino de Aragón, con la capital Jaca, también en la primera mitad del siglo IX. En la zona de Cataluña surgió el condado de Barcelona.

Mientras tanto, los reinos cristianos en Iberia prosiguieron la encarnizada lucha contra los invasores islámicos, los que en el siglo X arreciaron con sus ataques de fanáticos religiosos. Sin embargo, en el siglo XI, la fuerza combativa de los musulmanes se vió disminuida debido al desmembramiento del Califato de Córdoba en pequeños núcleos llamados Reinos de Taifas.