Venecia en la Edad Media

Tuesday, September 9, 2014

Por su comercio marítimo Venecia fue la más importante y próspera de las repúblicas italianas en la Alta Edad Media. A pesar del nombre de República de Venecia, estaba en realidad gobernada por una oligarquía de mercaderes, los cuales integraban un Senado. Los miembros de este cuerpo elegían un primer magistrado, llamado "Dux" (duque) y un Consejo de Diez, destinado a reprimir con la mayor energía cualquier intento de rebelión.

Por su parte, el Consejo de Diez designaba a su vez tres miembros, llamados Consejo de Tres, que se encargaban de vigilar y castigar las acciones y palabras de los ciudadanos que juzgasen contraria a la tiranía. Por su parte, el palacio del Dux tenía en una de sus paredes dos ranuras, que se llamaban las "bocas de los leones", donde se introducían las denuncias anónimas.

Los miembros del Consejo de Tres se reunían de noche, cubiertos con máscaras y mantos rojos, para condenar a los acusados por faltas políticas. Las sentencias de este temible tribunal eran inapelables y ni el propio Dux las conocía. El condenado era conducido por sus verdugos a un tétrico lugar, llamado "el puente de los suspiros", donde era ultimado misteriosamente.

Luego de las cruzadas, Venecia se convirtió en un verdadero emporio comercial, pues en sus muelles y depósitos (fondachi) se almacenaban productos traidos de los más lejanos países y especialmente de regiones asiáticas.