Conquista y colonización del Brasil

Wednesday, November 19, 2014

La primera expedición que arribó a las costas del Brasil fue comandada por Pedro Álvarez Cabral en el año 1500. El Tratado de Tordesilla de 1494 había adjudicado a Portugal una porción considerable del territorio brasileño, pero los lusitanos no se conformaron con el dominio de la costa atlántica y, violando las cláusulas de aquel tratado se internaron profundamente en los años siguientes hacia el oeste y al sur.

Al conocerse en Lisboa el descubrimiento de Cabral, el rey portugués ordenó una nueva exploración de la región. De esta manera, en 1501, Gonzalo de Coelho, al frente de una expedición en la que figuraba Américo Vespucio, tocó la costa brasileña, en un paraje que llamaron San Roque. Descubrieron luego el cabo San Agustín y el río San Francisco, hasta llegar a la bahía de Río de Janeiro. Un añó despues, llegó al Brasil otra expedición, esta vez comandada por Américo Vespucio, quien fundó una fortaleza en Bahía, retornando a Portugal con un cargamento de palo brasil, madera tintórea de gran valor industrial, que terminaría por dar nombre al país.

La iniciación oficial de la colonización del Brasil se produjo a partir de 1530. En esa fecha, y con la intención de reafirmar su soberanía en la región, la corona portuguesa envió a Martín Alonso de Souza con la orden de recorrer la costa y establecer poblaciones. En 1532, Souza fundó la población de San Vicente e introdujo el cultivo de la caña de azucar y la explotación forestal, en especial el palo brasil. En 1534, el rey Juan III decidió extender la colonización del territorio brasileño. A tal efecto, dividió la región en trece zonas denominadas capitanías, que repartió entre importantes personajes. La práctica del sistema de capitanía constituyó un verdadero régimen feudal que no dió los resultados esperados. Solo dos de ellas prosperaron: la de San Vicente, administrada por un representante de Souza, y la de Pernambuco, regida por Duarte Pacheco, en la cual se fundó la población de Olinda.