Cazas navales británicos de la Segunda Guerra

Monday, December 22, 2014

Aproximadamente el 70% de los cazas navales en servicio en la Real Armada Británica durante la Segunda Guerra Mundial fueron desplegados en el teatro de operaciones del Pacífico, despegando desde portaaviones británicos que operaban en forma conjunta con la 5ta Flota de la Armada de los Estados Unidos. Durante este conflicto bélico, los británicos emplearon cinco aviones cazas: el Fulmar, Firefly, Sea Hurricane, el Seafire, y el F4U Corsair; los cuatro primeros fueron de fabricación nacional, de las empresas Fairey, Hawker y Supermarine, respectivamente, mientras que el quinto, de la empresa norteamericana Vought. De estos cincos, sólo el Seafire y el Corsair tenían capacidad técnica de enfrentar exitosamente al temible A6M "Zero", de la empresa Mitsubishi.

El Fulmar, Firefly y Sea Hurricane carecían de la maniobrabilidad y velocidad del Zero japonés, siendo superados por éste sobre todo en los giros cerrados. Sin embargo, la llegada del Seafire y el F4U norteamericano a mediados de 1943 a los cielos del Pacífico equilibró el combate aéreo. El Seafire, que era una variante naval del Spitfire de la Real Fuerza Aérea, igualaría al Zero en velocidad y lo superaría en maniobrabilidad, gracias a sus alas ligeramente elípticas, de mayor superficie; mientras que el F4U Corsair estadounidense superaba al caza japonés en velocidad, robustés y armamento. Las naves HMS Implacable, HMS Formidable y HMS Indefatigable fueron algunos de los portaaviones británicos desde donde estos aviones operaban.


Abajo: el Seafire (Spitfire) de la Supermarine


Cazas navales F4U Corsair