Forma de gobierno de las Trece Colonias Inglesas

Tuesday, December 30, 2014

Las trece colonias inglesas en la América del Norte constituían entidades distintas. Sin embargo, en todas ellas regía la ley común inglesa. Además, con algunas variantes, se impuso el siguiente sistema:

- Un gobernador, nombrado directamente por el rey o por el propietario (compañía), con amplias facultades ejecutivas. Estos funcionarios, por regla general, eran ingleses y procedían de la nobleza.

- Una asamblea legislativa, la cual estaba integrada por representantes de la comunidad colonial, es decir, por personas nacidas en América, siendo el receptáculo de los intereses locales. Los derechos a elegir estos representantes los tenían aquellos que gozaban de una determinada renta y para poder postularse se requería una situación económica superior.

- Una administración de justicia, compuesta por jueces elegidos por el rey, que actuaba de acuerdo con el régimen de jurados.

Además de las características comunes a todas las colonias, existieron tres tipos de gobierno:

- Gobierno provincial: estaba bajo la autoridad de un gobernador, delegado del rey; Nueva Hampshire, Nueva York, Nueva Jersey, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia tuvieron este tipo de gobierno.

- Gobierno de cartas: los colonos gozaban de todos los derechos otorgados en la Carta dada por la Corona. Este tipo de gobierno era políticamente más flexible ya que estaba menos sujeto a una autoridad personal. Massachusetts, Rhode Island y Connecticut se rigieron por este sistema.

- Gobierno de propietarios: los gobernadores eran impuestos por los concesionarios. La Corona recibía la quinta parte de la riqueza metalífera. Este caso se encontraban Maryland, Pennsylvania y Delaware.

En las colonias se fue imponiendo gradualmente un gran respeto por las libertades públicas; las legislaturas locales se reservaron no sólo el derecho de votar las leyes, sino que tuvieron parte activa en el manejo de las finanzas. Todas estas prerrogativas que las equiparaban a los ingleses de la metrópoli, constituyeron la base del sistema político colonial, celosamente defendido por los interesados.